Aquí no ha pasado nada

Esto recién empieza y si tuvimos mesura en la victoria, con mucha más razón debemos tenerla en la derrota. En Santiago de Chile, Perú cayó ante la selección local; pero se dio cuenta de los errores que jamás debe volver a cometer si quiere llegar al Mundial Brasil 2014.

| 12 octubre 2011 12:10 AM | Deportes | 1.8k Lecturas
Aquí no ha pasado nada
PERÚ ARRIESGÓ EN CHILE Y PERDIÓ 2-4. QUEDÓ CLARO QUE LA OFENSIVA ES NUESTRA MEJOR CARA Y QUE EN DEFENSA HAY MUCHO TRABAJO POR HACER
1874

Los taxistas, policías y demás chilenos veían a Perú como favorito para ganar y por eso no acudieron en gran cantidad al estadio Monumental de Colo Colo. Sin embargo, olvidaron algo muy importante y que en esta clase de cotejos se vuelve determinante: su selección se hace fuerte cuando juega en casa frente a los peruanos y a los nuestros les cuesta mucho jugar en Chile.

Para muestra están los veinte primeros minutos del partido. Perú recibió un gol apenas al primer minuto y luego fue un concierto de errores, hasta llegar al punto más bajo con el segundo gol chileno, obra de Eduardo Vargas (18 minutos).

Una vez más Alberto Rodríguez demostró que su rendimiento decae notoriamente cuando juega un partido de alto voltaje. Es una pena decirlo, pero sus errores casi le cuestan más goles en contra a Perú. Felizmente a su lado estuvo Santiago Acasiete, quien en estos dos partidos de eliminatoria ha sido el mejor defensor del equipo de Markarián.

Aún así la culpa no fue exclusiva del “Mudo”. Y es que por primera vez desde que asumió el mando del equipo, Sergio Markarián se equivocó en la conformación de parte del equipo (fue hidalgo en reconocerlo) y la corrección demoró en llegar.

Valdivia, el mejor jugador del partido, se dio un banquete en el mediocampo; escapando de la marca de Cruzado y Balbín. No fue difícil para el chileno, pues los grandes espacios entre el mediocampo y la defensa le permitieron ubicarse entre esos dos sectores y recibir libre de marca. Estas jugadas fueron constantes en el encuentro, además de claves para el segundo gol y para el dominio casi exclusivo de Chile en los primeros minutos.

Con esas facilidades para la creación, los chilenos quedaron en duelos individuales con los peruanos y por las bandas, Revoredo y Yotún tuvieron más de un problema para contenerlos.

Conforme pasaron los minutos Perú salió del asombro por el tempranero gol y empezó a jugar como ante Paraguay (en la parte ofensiva, claro está). La diferencia estuvo en el rival, que utilizando a Vidal y Medel se dio abasto para destruir las paredes de Pizarro, Guerrero, Farfán y Vargas.

ARRIESGÓ
La segunda parte obligaba a cambiar de jugadores y Markarián fue más allá: también cambió de sistema. Con los ingresos de Guizasola y Lobatón, Perú defendió con tres zagueros (Revoredo, Acasiete y Rodríguez) y pobló el mediocampo con cinco hombres (Guizasola, Lobatón, Cruzado, Vargas y Farfán de mediapunta). Los delanteros siguieron siendo Pizarro y Guerrero.

Lo arriesgado de la idea no solo estuvo en la nueva línea de defensores, sino también en la salida de Balbín, el único hombre con vocación de marca en esa zona. Al observar la nueva disposición, la idea que más rápido saltó a la mente fue: los zagueros quedarán mano a mano siempre. Así fue.

Medel amplió la cuenta con un golazo apenas iniciada la segunda mitad, pero esta vez el batacazo no fue tan duro para Perú, que mostró la mejor cara que tiene: la ofensiva.

Primero vino el descuento de Pizarro y luego el de Farfán, pero un penal a favor de los locales aplacó el éxtasis incaico, que había emocionado con un posible empate. El 4-2 final, entonces, fue decretado por Suazo y el palo, como en toda la noche, le dijo no a nuestro país. Fueron cuatro los tiros que nos dejaron un sabor amargo en la boca.

Ahora a voltear la página, habrá revancha en Lima y para ese partido, la maquinaria incaica debe estar afinada, sin fisuras ni nerviosismos. La selección lo sabe, el Perú lo espera.

PAOLO GUERRERO Y CLAUDIO PIZARRO
“Merecimos ganar”
Santiago de Chile (Erick Garay, enviado especial).- Paolo Guerrero, el mejor jugador peruano del partido, sostuvo al terminar el encuentro ante Chile que Perú debió ganar, por todas las ocasiones de gol que generó. “Qué se puede decir de un partido en donde estrellamos muchos remates en los palos, lástima nomás que entramos a la cancha muy desconcentrados que nos costó muy caro. Ahora se viene una pausa y en noviembre tenemos que darle con todo”.

Finalmente sostuvo que “por lo que hicimos en la cancha merecimos hasta ganar, hubo muchos palos pero hay que tomar esta derrota con total tranquilidad”.

En tanto Claudio Pizarro estuvo más enojado. “Este equipo tiene un corazón muy grande, pero tampoco podemos negar que nos hicieron goles muy tontos, por ello tenemos que aprender de nuestros propios errores porque estos puntos son los que te llevan al Mundial”, dijo.

Y terminó con: “este equipo peleó hasta el final y tengo que agradecer nuevamente a la gente que nos apoyó de manera incondicional, esperemos que sigan así, con esa misma ilusión”.


Erick Garay Alberto
Enviado especial a Santiago, Chile

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD