Adelante, guerreros

No tienen escudos y no necesitan lanzas, pues su arma más potente es la fuerza de voluntad. Las personas con discapacidad, como tantas otras veces, vuelven a darnos una lección de vida y hoy lo hacen a través del rugby en silla de ruedas, disciplina que promete generar en el Perú las emociones incontrolables que viene generando en otros países de Sudamérica.

| 07 diciembre 2012 12:12 AM | Deportes | 698 Lecturas
Adelante, guerreros
El quadrugby, o rugby en silla de ruedas, llega al Perú para empoderar a las personas con discapacidad

Más datos

“Es muy probable que esta disciplina entre como deporte de exhibición en los Juegos Bolivarianos del próximo año en Trujillo. Los países ya están organizados, así que solo bastará conversar con el Comité Olímpico Peruano e invitarlos”

Francisco Boza
Presidente del Instituto Peruano del Deporte
698

Gian Carlo Lértora es el capitán del debutante equipo peruano. Su cuadriplejia se produjo en un accidente de tránsito que le rompió el cuello aquel lejano 19 de enero de 1998. Los momentos de tristeza fueron aplacados con la búsqueda de nuevos desafíos.

Fue así como unas semanas después Gian Carlo tomó la decisión de jugar tenis. Apenas con tres meses de práctica asumió otro gran reto: ir a dos torneos para personas con discapacidad en Estados Unidos. Acompañado de un amigo, también cuadripléjico, alistó las maletas y emprendió el viaje a su primera experiencia como deportista internacional.

Llegó al Orlando Open y con raqueta en mano, Gian Carlo ocupó el segundo lugar en la categoría B. Con más confianza llegó al siguiente torneo, el Florida Open, pero el resultado fue distinto. “Mi primer partido fue contra una chica. Me destrozó”, narra mientras ríe.

“En este torneo se inscribía lo mejorcito. Nosotros nos metimos en una categoría inferior, donde están los que pelean por entrar a la principal”.

NUEVA PASIÓN
No es difícil imaginar que en aquellos años, Gian Carlo hablaba del tenis con la misma pasión con la que hoy explica el rugby en silla de ruedas. Sus ojos brillan, sus gestos son alegres con cada pregunta y respuesta.

Ingenuo yo, le pregunto si siente temor a chocar y caer de la silla. Él me mira, levanta una ceja, sonríe de medio lado y me dice: “No, me gusta”. Es ahí donde ratifico que la pasión no conoce de dolores, ni de temores.

El personaje de esta historia es uno de los quince peruanos que practican en el Coliseo Dibós, preparándose para el torneo que empezará el otro año y para la exhibición que mañana (17:00) darán en ese mismo escenario gracias a la iniciativa de Arcángeles, fundación colombiana para la rehabilitación e inclusión de personas con discapacidad, Maximus Project y el Lima Rugby Club.

Vendrán jugadores de Estados Unidos y de países sudamericanos para encender en el Perú la chispa de esta gran llama. El quadrugby, como se le conoce en todo el mundo, es una disciplina que lo atrapará. Atrévase, el ingreso es libre.

REGLAS
Cada equipo de quadrugby está integrado por cuatro jugadores. Se juega en una cancha de básquetbol y con una pelota de voleibol. El encuentro está dividido en cuatro tiempos de ocho minutos cada uno, con detención del reloj cada vez que sale el balón. Una de las novedades que presenta esta disciplina es que el equipo puede estar integrado por hombres y mujeres, dándole a cada uno un determinado puntaje de acuerdo a su habilidad (de 0.5 a 3.5). A las mujeres y a los mayores de 45 se les descuenta 0.5. Sumados estos puntajes, el equipo no puede exceder las ocho unidades.


Erick Garay Alberto
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario

Espere...
0.561036109924