Vidas paralelas: Encinas y Zeballos

Nació en Carumas (Mariscal Nieto, Moquegua), el 20 de marzo de 1942. Sus padres fueron Cerelino Zeballos Medina y Sabina Gámez Melgarejo, una familia de clase media.

| 07 marzo 2009 12:03 AM | Cultura | 2.5k Lecturas
Vidas paralelas: Encinas y Zeballos
Líder del magisterio Horacio Zeballos Gámez.

Más datos

DETALLE

Horacio Zeballos Gámez falleció el 7 de marzo de 1984. El líder del magisterio peruano sufrió un  paro cardíaco por “coma hiperglucémico”. Su entierro fue multitudinario en Arequipa.
2598

En las heroicas luchas que el magisterio ha tenido durante el siglo XX, hay dos protagonistas que se complementan y unen en los ideales: José Antonio Encinas y Horacio Zeballos Gámez. Ambos fueron provincianos, de familias emergentes, maestros primarios, políticos, polemistas y con una evidente convicción de izquierda.

Los dos maestros reivindicaron la dignidad del maestro primario, defendieron al niño de la pobreza y la violencia, teorizaron acerca de un sistema educativo liberador. José Antonio Encinas llegó a ser parlamentario y rector de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. En cambio, Horacio Zeballos Gámez se orientó hacia la lucha sindical, a la docencia doctrinaria y política en la que expuso su vida y se inmoló en medio de la batalla.

Encinas era un orador que persuadía debido a sus argumentos. Zeballos era también orador pero un agitador político dotado de una dialéctica convincente. Encinas era un escritor y pedagogo, Horacio, un poeta social y maestro. Encinas tenía fe en una distinta educación para cambiar al Perú. Zeballos luchó para que los maestros participen en la elaboración de un sistema educativo peruano.

Encinas decía que el maestro debía ser una persona culta. Horacio fue un dirigente que alentó la politización del maestro para que reclamara sus derechos laborales. A causa de sus ideas humanistas Encinas fue perseguido y desterrado. Zeballos fue encarcelado junto a otros dirigentes luego de formar un poderoso sindicato. Finalmente, a los dos los une la historia, la memoria social del Perú y las futuras acciones reivindicativas del magisterio nacional.

Hace falta que un historiador salido de las filas del magisterio, que sepa lo que es trabajar como maestro primario o secundario, haga un trabajo de paralelismo entre Encinas y Horacio. Las biografías de ambos maestros repiten fechas pero analizan, no reflexionan ni tratan acerca del pensamiento pedagógico de dos maestros que emergieron del fondo de sus sociedades distantes, pero por el magisterio ejercido el tiempo se ha encargado de unirlos en la Apacheta de la Educación Peruana.

Loading...


En este artículo:


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD