Un pintor moderno para una ciudad moderna

Este controvertido pintor no utiliza las galerías de arte usuales, sino que expone sus cuadros en espacios abiertos, como un café-concert-restaurante y en quioscos de periódicos ubicados en las salidas de las estaciones de metro más visitadas por los turistas en París, como la de Palais Royal, próxima al Museo de Louvre.

Por Diario La Primera | 08 jul 2012 |    
Un pintor moderno para una ciudad moderna
Juan Diego Vergara le da un nuevo uso a los espacios urbanos.
El primero de julio culminó la exposición “El pintor de la ciudad moderna” del artista peruano Juan Diego Vergara en el Centro Cultural parisino de Bellevilloise.

La elección de quioscos de periódicos y de revistas, pequeñas cabinas, para colgar sus cuadros pintados al óleo constituye una ruptura entre el uso tradicional, cotidiano que tiene un quiosco de periódicos y el que le da Juan Diego Vergara al utilizarlo como galería de arte al paso.

Los personajes de sus cuadros fueron tomados de las portadas de las revistas que están expuestas en dichos quioscos. La propuesta de Vergara es que estos personajes reinterpretados por su lente crítico, realista, iconoclasta y a veces poético vuelvan al lugar que dio origen a su pintura. En sus cuadros capta la esencia de los protagonistas de actualidad que aparecen en la prensa escrita y en la publicidad o afiche, dentro de un contexto urbano.

Las revistas francesas usuales tomadas por Vergara son “Vogue”, “Numero”, “Inrockuptibles”, “Telerama”, etcétera, quizás banales, pero cuyas portadas le han servido para seleccionar sus modelos, le ha impactado la actitud y rasgos del rostro del personaje, la fuerza de la mirada y todo aquello que le comunique algo. Texto e imagen que él modifica con el conocimiento de los colores fuertes cuya fuente está en el expresionismo.

Juan Diego Vergara nació en Lima en 1972 e hizo estudios de arte en la Escuela Nacional de Bellas Artes, de la que egresó en 2002. Desde entonces ha participado en diversas exposiciones de pintura y de artes electrónicas. La información de los fanzines sobre las movidas subterráneas de los años ochenta, con nombres de bandas como Leuzemia, etc., fue la primera estética cercana al punk que marcó al adolescente Vergara.

Los cuadros “El artista y la época” y “Maretazo en Domingo de Resurrección”, con los que obtiene en el año 2007 una mención honrosa, marcan el inicio de una estética basada en la imagen publicitaria urbana. El premio “Pasaporte para un Artista” de la Embajada de Francia (2007) y la residencia artística que le otorgó el centro parisino Centquatre (104), de octubre 2008 a junio 2009, y, posteriormente, las Maestrías en Artes Plásticas obtenidas en la Universidad La Sorbonne París I (2009-2011) perfeccionan su objetivo: poner la técnica clásica de la pintura al óleo al nivel de lo banal, de lo cotidiano, del entorno urbano y de la publicidad.


Gloria Cáceres
Desde París

Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.