Un otoño azul

Luzgardo Medina Egoavil, por acuerdo del Jurado Calificador de la XIII Bienal de Poesía: “Premio Copé Internacional 2007”, obtuvo el tercer puesto, 7,000 mil nuevos soles y la edición de Bajas pasiones para un otoño azul.

| 29 marzo 2008 12:03 AM | Cultura | 1.8k Lecturas
Un otoño azul
Luzgardo Medina Egoavil, celebrado poeta.

Más datos

DATO

Luzgardo Medina Egoavil (Arequipa-1959), es periodista, poeta, promotor cultural. Estudió Ciencias Jurídicas y Políticas de en la Universidad  Santa María de Arequipa. Su último libro titula: Nada (2007).
1840

-¿Por qué hablar de bajas pasiones?
-El adulterio o amor prohibido ¿es o no una de las bajas pasiones? Este libro escribe, "supuestamente", una mujer a su varón amante. Una realidad de muchas mujeres y muchos varones que viven como marginales. En unos casos porque ya no existe la química dentro del matrimonio, viviendo -en todo caso- hipócritamente dentro de una sociedad en plena decadencia; en otros casos, porque quieren experimentar otros sabores amatorios.

-¿Qué significación poética tiene?
-Nunca una mujer podrá escribirle un libro de poemas a su varón amante, a su varón-macho-cabrío, que le prodiga lo que el otro no le da en su justa dimensión. Entonces, es un libro de poemas que nace desde el más profundo rincón del silencio, es un grito del mismo fondo marino en donde se encuentran ahogadas las mujeres desde el plano existencial.

-¿Cómo lo ubicas en la poesía peruana?
-Bajas pasiones para un otoño azul, es un texto poético de un lirismo barroco-surrealista intenso. Aborda el sentimiento que se da clandestinamente. Es una propuesta que recupera el sentido humano de la mujer que ama libremente, sin límites, sin necesidad de papeles oficiales. Es un libro atrevido y de alguna manera critica lo que existe en una realidad, pero las mujeres tienen que callar para que no se les vea como malditas o cuerneras.

-Es distinto a tus libros anteriores.
-Definitivamente, Bajas pasiones para un otoño azul, no se parece a ninguno de los 7, pero tampoco cree en nadie y, está dispuesto a develar el misterio que hay en el corazón de una hembra, a gritar con palabras mayúsculas el amor que la sociedad escupe y denigra, rindiendo un culto elevado por la mujer que tiene bajo la manga a un amante imperfecto y sucio de besos.

-¿Tiene una propuesta estética?
- Respeto la armonía, gozo de la belleza, soy feliz en el mar de las imágenes, no tolero la demencia versal, soy un maldito cuando se trata de abordar los temas desde mi locura barroca-surrealista. Pese a que rompo los esquemas conceptuales del poema lírico, conservo la ternura desde el mismo equilibrio amoroso lúdico.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD