Tristeza de Vallecito

El Fondo Editorial de La Universidad Alas Peruanas hizo bien en publicar el libro La pared torcida, antología de Luis Valle Goycochea, con un lúcido prólogo de Jorge Eslava.

| 13 mayo 2008 12:05 AM | Cultura | 597 Lecturas
Tristeza de Vallecito
Luis Valle Goycochea, novicio franciscano y poeta.

Más datos

DATO

Luis Valle Goycochea nació en 1911 (La Soledad, Pataz-La Libertad), murió en Lima en 1953. Seminarista, poeta y periodista, la limpidez de su poesía se mantiene a pesar del tiempo transcurrido.
597

Rosa Luz Miranda, con ocasión del Mes de las letras Peruanas organizado por la Oficina de Extensión Universitaria y Proyección Social de la Universidad Ricardo Palma, en el marco del ciclo: César Vallejo en la generación 30-36, se ocupó acerca de la vida y obra de Luis Valle Goycochea. A ese hecho se suma la generosidad de su sobrino Luis Valle Cisneros, al haber obsequiado el citado libro, a los poetas asistentes al III Festival Internacional de Poesía, realizado en la ciudad de Trujillo.

No cabe duda que Rosa Luz Miranda, además de una exquisita sensibilidad e instrumentos teóricos que posee para explicar la estética literaria de Luis Valle Goycochea, está dotada para hacer un estudio mayor de la Literatura Peruana y eso es lo que debería hacer. Hace falta renovar la crítica literaria, que personas como Rosa Luz Miranda escriban un libro de gran aliento. Ezra Pound solía decir que la crítica que no se renueva, si no subvierte los conceptos consagrados, está condenada a repetir lo mismo de lo mismo.

La vida breve y trágica de Luis Valle Goycochea se puede resumir así: Al terminar la primaria ingresó a los Seminarios de San Carlos y San Marcelo. Quiso ser sacerdote pero no estaba destinado a ese oficio. Trabajó como redactor en el diario La Industria de Trujillo. A fines de 1930 se convirtió en un modesto funcionario de la Biblioteca Central de la UNMSM. En 1932 apareció su libro Las canciones de Rimono y Papagil.

A los 30 años viajó al Cusco donde fue novicio franciscano en el Convento de la Recoleta. En 1945 fue en Arequipa redactor del diario El Deber. Volvió a Lima para ser ganado por una intrascendente bohemia. El 13 de agosto de 1953 fue atropellado y murió en el Hospital Dos de Mayo. Sin embargo, publicó: Las canciones de Rimono y Papagil, El sábado y la casa, La elegía tremenda y otros poemas, Parva, Paz en la tierra, Miss Lucy King y su poema, Al oído de este niño, Amor acecha, Sal, Tema inefable.

Francisco Izquierdo Ríos logró publicar su Obra poética a través del INC, con un prólogo de Aurelio Miró Quesada y los comentarios de Esther Allison, Ciro Alegría y Sebastián Salazar Bondy.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD