Scorza en la memoria

Un día como AYER, 9 de setiembre de 1928, hace exactamente 81 años nació en Lima el poeta y novelista Manuel Scorza. Falleció en un trágico accidente aéreo en Madrid (1983).

| 10 setiembre 2009 12:09 AM | Cultura | 842 Lecturas
Scorza en la memoria
Manuel Scorza poeta, editor y novelista.
842

Cuanto más pasa el tiempo, Manuel Scorza le hace más falta al Perú. Cada día que transcurre nos hace falta a quienes conformamos la gran mayoría, nos hace una falta sin fondo y de un modo ilimitado. Nos hace mucha falta porque era un intelectual identificado con el Perú esencial y escindido, pero también con sus esperanzas sociales, con los derechos de los desposeídos y de los eternos parias de la República criolla. Defendía a los seres invisivilizados, a los sobrevivientes y desterrados por el sistema. Hablaba por quienes la euritmia los ha soterrado y prohibido que sobrevivan como seres humanos.

Nos hace falta también porque contestaba los ataques contra los débiles, contra los campesinos y mineros. Respondía con razones fehacientes a intelectuales, periodistas y novelistas que se irrogaron el rol de ideólogos y cancerberos. Más allá de su obra literaria, particularmente de sus novelas que felizmente han empezado a leer las nuevas generaciones, cada día se valora más su limpidez, su palabra encendida y presencia, pero aún así nos sigue haciendo mucha falta.

Debido a que de niño sufría de asma, sus padres decidieron trasladarse al pueblo andino de Acoria, distrito de la provincia de Huancavelica, ubicado en la margen izquierda del río Ichu, donde casi se ahoga cuando tenía seis años. Allí sus padres pusieron una panadería y un quiosco para vender periódicos y revistas de Lima. Fue cuando empezó su educación primaria y obtuvo una experiencia vital acerca de la soledad y miseria, de una zona muy rica en minerales, donde ahora ha crecido mucho más la extrema pobreza. La educación secundaria la hizo en el Colegio Salesianos de Huancayo y luego en el Colegio Leoncio Prado de Lima (1944-1946).

De acuerdo a su memoria, declaraciones y recuerdos, el pequeño pueblo de Acoria lo marcó para siempre porque allí conoció el Perú agrario, a los hombres y mujeres que sobreviven en los riscos y andenes cordilleranos. De haber vivido más tiempo es evidente que hubiera sido escuchado como escritor y político, se hubiera convertido en la voz de quienes nunca tuvieron voz.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD