“Quien tiene identidad difícilmente se deja dominar”

La folklorología como curso en todos los niveles de la educación es una propuesta de Simeón Orellana, que impulsa la realización de los congresos de folklore desde hace 40 años.

| 17 mayo 2012 12:05 AM | Cultura | 2.4k Lecturas
El folklore necesita el apoyo del Estado, reclama Simeón Orellana.
2444

Han pasado cuarenta años desde que el historiador Simeón Orellana (Lima, 1932) organizó el Primer Congreso Nacional de Folklore en la Universidad del Centro, en Huancayo. Este año comanda la organización del XXI Congreso Nacional de Folklore y el XI Congreso Internacional de Folklore (dos eventos en uno) en homenaje a Rosa Elvira Figueroa Núñez, folclorista huanuqueña.

En estos congresos, que se celebrarán del 21 al 24 de junio en la Universidad Hermilio Valdizán (Huánuco), participarán ponentes de Bolivia, Ecuador, México y Argentina; probablemente, también de Chile.

—Señor Orellana, ¿qué balance puede hacer tras 40 años de trabajo?
—Lo importante de los congresos de folklore ha sido la interrelación de los investigadores. Yo he sido profesor de historia en la Universidad del Centro; por eso mismo viajaba por todo el Perú con los alumnos. En esos viajes me di cuenta de que había muchos investigadores de folklore en Cajamarca, Cusco, Puno, Ayacucho…, pero cada uno trabajaba por su cuenta. Pensé que con un congreso juntaría a todos. El director de la Universidad del Centro, Adriel Osorio Zamalloa, me apoyó bastante. Rosa Alarco fue a Huancayo, a ese primer congreso, con su Conjunto de Folklore. Mi primer trabajo expuesto fue el de la huaconada de Mito, publicado en 1972, a raíz del Primer Congreso. El año pasado realizamos un congreso extraordinario como homenaje a José María Arguedas, en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

—Usted plantea que se dé una ley de protección del folklore.
—Desde hace 15 años, más o menos, planteamos la Ley de Vigencia del Folklore. Hemos dejado los documentos en ministerios, pero no pasa nada. La huaconada de Mito, la danza de las tijeras, son Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

—La Unesco protege el folklore peruano, pero el Estado peruano no.
—Sí; no hay ley de protección del folklore. Otro aspecto importante es el congreso que se realizó sobre la conceptualización del folklore. Producto de ello es la realización de un vademécum sobre el folklore.

—¿Quién lo está elaborando?
—La Comisión Permanente de los Congresos de Folklore. Todos los expresidentes de los congresos conforman esta comisión. Más o menos en un año más debe ser publicado. También estamos creando el Centro de Documentación y Apoyo al Folklore (Cendaf). Son algunos avances.

—El público conoce muy pocas danzas. ¿Cuántas hay?
—En Puno, la Capital Folklórica del Perú, hay más de mil danzas. Aproximadamente, en el Perú debe haber 10 mil; y eso que no se ha trabajado la selva. Y, lo mejor, están surgiendo otras danzas. El folklore no se detiene.

—¿Qué danzas nuevas puede mencionar?
—Hay una: los caracolitos norteños, algo así, en Chiclayo. Hará 6 años desde que la vi. También, hay una ceremonia sobre la cruz: en muchos pueblos de la sierra central y sur, las procesiones de las cruces de mayo las están convirtiendo en danza. Por ejemplo, en la Fiesta del Qoyllur Riti, en Cusco, los que van ahí, en la peregrinación, lo hacen con danzas; o sea, se va generando una danza.

—¿Se necesita del folklore para forjar identidad?
—El folklore está vinculado, más que la historia, con la identidad cultural. La diablada, por ejemplo, es la identidad puneña por excelencia. Esa vinculación y relación entre el folklore y la identidad nacional no se ha estudiado; me parece que esa es una de las causas de que el folklore no se impulse, porque es peligroso. Quien tiene identidad difícilmente se deja dominar.

—¿Han recibido apoyo del Gobierno?
—No hemos recibido apoyo del Estado, solo de instituciones. Pero apoyo del Estado, del Ministerio de Cultura, por ejemplo, nunca.

—¿Espera que cambie esto con Luis Peirano en el ministerio?
—Lo conozco de la Universidad Católica. Lo conocí por intermedio de mi amigo Miguel Rubio. Ojalá cambien las cosas antes de que cambien a Peirano.


Marco Fernández
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD