Poeta de la paleta

El pintor cubano Manuel López Oliva expone en el Centro Cultural Garcilaso de la Vega (Jr. Ucayali 391. Lima). Paradojas del deseo es una muestra antológica de 25 obras de gran y mediano formatos.

Por Diario La Primera | 14 ago 2010 |    
Poeta de la paleta
Manuel López Oliva
¿Por qué tu obra está llena de rostros?
Los que parecen ser rostros, son en verdad máscaras que habitan mis cuadros. Considero a la máscara como la encarnación de los roles sociales de los hombres. Los seres humanos, como los actores, cambian de máscaras según las circunstancias. Las máscaras ocultan, expresan, asustan, proyectan dolores y sentimientos, son a veces el registro de la alegría y la fuerza.

¿Cuánto de teatro hay en tu pintura?
Más de una vez he dicho: “Mi pintura es una metáfora teatral de la vida”. En todo cuanto pinto se ponen de manifiesto componentes de la teatralidad, tanto tradicional y popular como la característica del arte dramático y la comedia. Hay obras que parten de un diálogo del teatro antiguo, clásico o moderno con las circunstancias que vivimos.

¿Cómo defines tu pintura?
Es extenso tratar de definir lo que hago en el arte de la pintura y el performance. Mi expresión pictórica sobre el lienzo o proyectada sobre cuerpos y espacios reales es una permanente declaración de cuanto he vivido, soñado, sentido, sufrido, experimentado en al ámbito social y de lo conocido en los distintos campos de la cultura y en las artes visuales. Mi lenguaje de pintor es complejo, cargado, provisto de una suma de percepciones, interesado en desatar interrogantes y sentidos disímiles en los diversos públicos, y afirmado en una vocación humanista y poética que es inherente a mi personalidad.

¿Cuánto de erotismo tiene?
Sin erotismo sería muy difícil existir. Tiene mucho que ver con la condición natural de la cultura y el arte. No en pocas ocasiones el placer artístico se identifica con el placer y deseos corporales. La sensibilidad conformada por el trópico y por una constante apreciación de lo bello, armonioso y provocador que aparece delante de los ojos, suele traducirse en visiones provistas de erotismo.

¿Si no fueras pintor, qué serías?
Mi padre fue pintor y mis dos hijos también. Parece que existe una línea genética que me sitúa dentro de un itinerario de dedicación al arte como medio expresivo. Desde muy pequeño me fui formando para ser pintor, no sería otra cosa.

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.