Permanencia del Arte colonial

Entrevista a Manuel Felipe Casés Jiménez, principal gestor de la Exposición Recorrido Virreinal, la misma que se realiza en el Club Empresarial Vía Principal 165 Torre Real 3, San Isidro.

Por Diario La Primera | 21 ago 2010 |    
Permanencia del Arte colonial
Manuel Felipe Casés Jiménez, un apasionado de las obras coloniales.

¿Qué finalidad tiene este evento?
Recorrido virreinal es la exposición de una serie de obras coloniales para conocimiento de la gente. Nos ha acogido el Club Empresarial y estamos trabajando con Óleos Peruanos. Más que por un fin comercial, juntamente con mi hermana Gabriela, trabajamos para revalorar la pintura virreinal. La Escuela Cusqueña alcanzó niveles estéticos y académicos muy altos y queremos que la gente sea partícipe del tema histórico y estético.

¿Cuáles son los principales autores de esta exposición? Generalmente son anónimos, ¿no?
Bueno, la mayoría de los pintores de la Escuela Cusqueña no firmaban sus creaciones, no se acostumbraba hacerlo. En esta muestra hemos podido reunir obras muy importantes, tenemos, por ejemplo, La Virgen de Cocharcas, arcángeles, arcabuceros y mucho más, lo más selecto de pintura virreinal.

Estamos hablando de pinturas originales.
Sí, sí, son más de cincuenta obras originales de la Escuela Cusqueña, también de la limeña y quiteña, aparte del mobiliario.

¿Se puede comprar y vender?
Sí, por supuesto. La idea es que la persona que adquiera una pintura, se constituya en un tenedor del patrimonio cultural y se espera que le dé la importancia que se merece.

¿Tienen la autorización del INC?
Sí, todas las obras están debidamente registradas en el INC y dentro del territorio nacional es lícito su comercio.

¿Cuáles son las características de la pintura virreinal?
La pregunta es compleja y amplia, pero hay una serie de influencias que la pintura virreinal ha recibido en distintos periodos. Habría que empezar hablando del Bitti y Alesio. Luego fue cambiando, por ejemplo, con el manierismo y se transformó en el tenebrismo español. En 1688 se rompe con el gremio de artistas españoles y los pintores quechuas asumen un sincretismo.

¿Qué hacer frente a la depredación de la pintura virreinal?
Si somos concientes de un acto delictivo hay que denunciarlo. Es importante una política de seguridad del patrimonio de la Nación. La muestra tiene el propósito no solo de revalorar la pintura sino de formar una conciencia en la ciudadanía.

Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.