Ostolaza: entre la poesía y el fuego

¿Cómo defines tu pintura?
Mi pintura es un proceso como el fuego que nació cuando era adolescente y va tomando cuerpo en la edad de la razón. Es figurativa, pinto lo que veo, lo que siento, lo invisible lo hago visible y así nace el arte. En un tiempo donde todo es convulsión, pobreza y nos pueden meter presos, como a la poeta Melissa, por el hecho de viajar.

| 11 mayo 2008 12:05 AM | Cultura | 751 Lecturas
Ostolaza: entre la poesía y el fuego
Carlos Ostolaza expone para iluminar el tiempo.
El pintor Carlos Ostolaza expone sus creaciones, acorde con la metáfora: Justo, cuando ya llega el mediodía. Ostolaza habla desde su propio arco iris.

Más datos

DATO

La muestra antológica de Carlos Ostolaza (Lima, Barrios Altos, 1947) se está exponiendo en el Centro Cultural de San Marcos (Parque Universitario), con ocasión de conmemorarse el 457 aniversario de la UNMSM.
751

¿Cómo has logrado ese lenguaje pictórico tan expresivo?
A través de la escuela expresionista española con Goya y no con la alemana. También mediante el expresionismo latinoamericano de Orozco, Siqueiros, Guayasamín. En Perú, Humareda, Sérvulo. Me interesa el hollín de mi tierra, los grises, la realidad social, la calle; y la “deformación” de la realidad social.

¿Por qué hay persistencia de rostros humanos?
Me importa el rostro humano porque es lo esencial, habla, expresa alegría, tristeza, soledad, hastío, desgarramiento. A veces son parte del rostro, unos ojos, una nariz, siempre buscando un sello propio, diferente. Me interesa lo humano, no lo abstracto.

Es un compromiso con la humanidad.
Es más que un compromiso con la realidad, es un compromiso con la historia, no me interesa la sociedad injusta, desigual, oscura, hay que hacer una marcha de la humanidad con alegría, como cantó El gran Beethoven, donde no cabe la miseria, donde la solidaridad ha de reinar.

¿Cuál es tu mejor cuadro?
El mejor cuadro todavía no lo he hecho. Estoy tratando de pintarlo, y todos los días hago una parte, avanzo paulatinamente, lento pero firme.

Y ¿si lo hallaras en alguna exposición?
Entonces diría que es parte de lo que hacen todos porque todos pintamos una parte de la realidad. Entonces, mi pintura se universaliza en la medida que la obra de mis colegas se parece a la mía. Me satisfacen cuadros como El ataúd verde que lo hice bajo la dictadura de Morales Bermúdez. El hombre es crucificado por el hombre, los Túpac Amaru.

¿Hacia dónde va tu obra?
Va hacia mí mismo porque soy el mismo autor que pinta y se proyecta en el tiempo. De otro lado, va hacia los otros, el pueblo, el prójimo, los anónimos, los condenados de la tierra, los marginales. Va hacia el porvenir, eso anhelo.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD