Nuevo manuscrito de Góngora

La hispanista Amelia de Paz se encontraba estudiando asuntos relacionados con la Inquisición de Córdoba en el Archivo Histórico Nacional de España cuando encontró un texto escrito a mano por Luis de Góngora (1561-1627) en el que el poeta testifica ante el Santo Oficio, en 1597, y acusa de conducta irregular al inquisidor de Córdoba, Alonso Jiménez de Reynoso, su amigo.

Por Diario La Primera | 31 may 2012 |    
Nuevo manuscrito de Góngora
Luis de Góngora y Argote en el pincel de Diego Velásquez, 1622.
Tras 415 años de haber sido escrito, texto dirigido al Santo Oficio fue hallado de casualidad en España.

La noticia de este nuevo manuscrito del poeta, aunque no es una obra estrictamente literaria, la dio De Paz ayer al inaugurar la exposición “Góngora. La estrella inextinguible” en la Biblioteca Nacional de España.

“Es una novedad absoluta, porque desde el siglo XIX no salía un autógrafo de Góngora, además de que son muy pocos los que se conocen”, dijo De Paz, quien no muestra el texto en la exposición.

El texto
El documento es una testificación ante el Santo Oficio de Córdoba, contra el primer inquisidor de la ciudad, que Góngora escribió el 25 de febrero de 1597, cuando tenía 35 años de edad. Aquí, relata los encuentros amorosos entre el inquisidor De Reynoso y doña María de Lara, a la que califica como “muy pública y escandalosa”. El paje del inquisidor, Álvaro de Vargas, contaba que esa mujer entraba y salía de la casa de Reynoso “muy de hordinario, y la tenía veinte y treinta días en un aposento alto que llaman de la Torre”. Cuando “el dicho ynquisidor dormía con la susodicha doña María lo echaba él de ver en quatro y seis camisas que había él mudado la noche y estaban tendidas a la mañana en el terrado para enjugallas del sudor, donde hallaba en las delanteras de las dichas camisas las inmundiçias y suçiedades hordinarias de semejantes actos”, escribe Góngora. Hijo de Francisco de Argote, un oficial de la Inquisición de Córdoba, Góngora testificó durante “una visita rutinaria, de las que siempre hacía la Suprema a todos los distritos”.

Imagen de Góngora
De Paz considera que los cinco folios podrían cambiar la visión que se tiene de Góngora en la actualidad: “Este otro autógrafo nos remonta al Góngora de juventud, en Córdoba, en su ambiente. Era un guasón y el escrito tiene mucha retranca, como la tiene su poesía, que es muy poco conocida”. El poeta “había sido muy amigo de Reynoso, pero en ese momento habla en contra de él, lo delata, lo acusa de ciertos asuntos que figuran en el texto, que no tiene desperdicio”, asegura la hispanista.

Hasta ayer no se sabía nada sobre ese texto ni de que el escritor hubiera testificado ante la Inquisición. “Ha sido una sorpresa absoluta. Habrá que ver cómo la recibe el gongorismo”, comenta De Paz.

La exposición
“Góngora. La estrella inextinguible. Magnitud estética y universo contemporáneo”, exposición que no cuenta con esta nuevo descubrimiento, fue inaugurada ayer. Con ella se clausura los festejos por el 450 aniversario del nacimiento del autor de “Soledades”, que se celebró el año pasado, y forma parte de la celebración del tricentenario de la Biblioteca Nacional de España.

Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.