No hay amor al arte

La Asociación Cultural PEGASO presenta La mosca doméstica y Un dolor agudo y punzante, de Juan Rivera Saavedra. La deshumanización del ser humano es expuesta, en ambas obras, a través de un humor negro. Habla la directora Mary Oscátegui.

Por Diario La Primera | 21 ago 2008 |    
No hay amor al arte
Mary Oscátegui dirige dos calificadas obras teatrales.

Más datos

DATOS

Actúan Mary Oscátegui, José Medina y Walter Huallpa. Las presentaciones son del  9 al 31 de agosto, en el Club de Teatro-Miraflores. (Av. 28 de Julio 183),  los sábados a las 8.00 p.m. y  domingos a las 6.00 p.m.

–¿Qué significa hacer teatro en el Perú?
–En el Perú, la educación poco importa, así como el arte. Tenemos un gobierno que no vela por satisfacer las necesidades básicas de la población, como alimento y vivienda. Entonces, dedicarse al arte en el Perú, ¡es un privilegio! Es decir: ¡cosas de locos!

–¿A qué se debe la crisis del teatro?
–Los grupos de poder sólo ven sus intereses económicos como los políticos. Los profesores no se preocupan que los alumnos amen la vida, aprendan a vivir, y amen el arte. La responsabilidad social de las instituciones y empresas, es nula. No les interesa el teatro ni el arte.

–¿Qué hacer frente a esta realidad?
–Sensibilizar a la población, a los poderes públicos, a los medios de comunicación, al Ministerio de Educación, a los universitarios, profesores, padres de familia, empresas, en fin, para que asistan al teatro también padres de familia, alumnos, trabajadores de las empresas, autoridades.

–¿Cuál es el rol específico del teatro en este tiempo?
–El teatro debe servir para humanizar, para acercar a las personas al arte, a conocer la belleza y enseñarles a vivir. El teatro debe llevar al ser humano a reflexionar sobre sí mismo, sobre su entorno, su época. No sólo distraer.

–¿Se ha renovado el Teatro Peruano?
–Sí, desde la década de los 60, Juan Rivera Saavedra concibió un teatro distinto al que se hacía hasta entonces. Rompe con la estructura dramática imperante, a través del absurdo y el humor negro, con Los Ruperto, presenta a una mujer que tiene 384 hijos y tratan de que no procree más, porque la comida no alcanza.

–¿Cómo debería ser un Ministerio de Cultura?
–Un Ministerio de Cultura es urgente, pero debe funcionar con una definida política cultural, expuesta por el gobierno y debatida por artistas e intelectuales. Debe promover la cultura viva, la creación, las artes y literatura. Debe ocuparse, además, de la formación artística profesional, de la protección y promoción del patrimonio cultural, de la edición de libros, de impulsar la lectura, de crear bibliotecas y salas de teatro en todos los pueblos del Perú, etc.


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.