Mistura de ritmos

El bailarín Antonio Vílchez es el director de Adú, Proyecto Musical, quien hace su propia mistura con músicas y danzas y nos entrega un producto que intenta englobar todas las sangres a través de no todos, pero sí muchos ritmos. Le gusta el hip hop y la música cubana, baila la marinera norteña desde los cuatro años de edad. Egresado de la Escuela Nacional de Folclore, nos cuenta aquí lo que es “Sigo siendo”: “Es la traducción en castellano de “Kachkaniraqmi”, un vocablo que se usa en el mundo andino para decirle a alguien que a pesar de las penas y frustraciones, uno sigue siendo (uno mismo)”, dice Vílchez. Sobre el espectáculo, inauguró el Festival de Danza Independiente 100% Cuerpo, y que continuará hasta el lunes (8 p.m.) en la Alianza Francesa: Av. Arequipa 4595, Miraflores.

Por Diario La Primera | 21 setiembre 2012 |  1.4k 
Mistura de ritmos
Con “Sigo siendo” fue inaugurada la sexta edición del Festival de Danza Independiente 100% Cuerpo.
1407  

—¿Qué es, como obra, “Sigo siendo”?
—Es danza teatro, en la que se mezclan diversas disciplinas como la danza contemporánea, danza folclórica, percusión, zapateo afroperuano, tap, música chicha, décimas. Hemos partido del tema de la migración. La obra termina con un zapateo que mezcla el reggaetón y la cumbia: (se grafica) el fenómeno de cómo las influencias externas siguen estando y seguirán estando, pero el valor está en saber adaptarse sin dejar lo propio.

—¿Qué significa Adú?
—Es un afronegrismo que significa “amigo”. Es una jerga criolla antigua, como decir ahora “causa” o “pata”. Lo escuché en un disco de Félix Casaverde; él hizo la revalorización de este afronegrismo. Me impactó mucho. Y lo tomé como inspiración.

Referencia
Propia



Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
Loading...

Deje un comentario