Mirada de niño

La inocencia, la contemplación, el desprejuicio, entre otras características asociadas a la infancia, se reflejan en una muestra que resalta el papel de la niñez en la vida.

| 20 setiembre 2011 12:09 AM | Cultura | 862 Lecturas
Mirada de niño 862

Una exposición denominada “A la orilla del asombro” recoge la visión de los niños, tan llena de asombro, tan nueva en este viejo mundo, y que genera una serie de sensaciones desde la curiosidad, pasando por la inocencia, hasta el sueño de un futuro.

Isela Briones, Lisbeth Ramírez, Miguel Vílchez, Robert Orihuela, Javier Ramos Cucho y Samuel Pintos unen lienzos en esta muestra colectiva.

El trabajo de Javier Ramos Cucho “se centra en los niños mestizos, con los padres que nacieron en el interior del país”. El artista celebra “con gran optimismo que estos niños prosigan efusivamente la tradición ancestral y refuercen la identidad de una nación”. Robert Orihuela hace “una reflexión lúdica sobre esa delgada línea que separa la niñez de la adultez, la inocencia de la madurez vista desde el lado simbólico y poético”. Isela Briones dice que “en un mundo individualista como el actual, ser niño está asociado no solo a la imaginación y a los sueños, sino también al riesgo”. Lisbeth Ramírez considera que en su trabajo reafirma “que la fuerza de nuestro pueblo florece en el corazón de los niños”. Miguel Vílchez sostiene “la posibilidad de la infancia como un lugar, posible de encontrar en todos lados, y de simple acceso cuando la tenemos presente, bajo sus valores inherentes, como el asombro, la inocencia, la contemplación, el desprejuicio y la vida sencilla, sin las necesidades que los adultos sin saber nos hemos impuesto”.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD