Maquinaciones electromagnéticas: Violación de los derechos humanos y la esfera privada

«Yoneji Masuda, “Padre de la Sociedad de la Información”, en 1980 expresó con preocupación que nuestra libertad está siendo amenazada, al estilo Orwelliano, por la tecnología cibernética totalmente desconocida para la mayoría de las personas. Esta tecnología conecta los cerebros de las personas con satélites controlados por supercomputadoras».

| 24 mayo 2017 05:05 PM | Cultura | 3.1k Lecturas
Maquinaciones electromagnéticas: Violación de los derechos humanos y la esfera privada
Piensa mientras aún sea legal
Por Raúl Allain
3181

¿Cuánta gente se da cuenta de lo que realmente significa? Las pérdidas totales de la privacidad y las personas fuera del control total de sus funciones físicas, mentales, emocionales y el proceso del pensamiento, incluyendo el subconsciente y los sueños de la persona doblegada.

Esto podría comprenderse generalmente como ciencia ficción, pero es tecnología secreta de control mental de los militares y agencias de inteligencia, que se han experimentado, casi durante medio siglo. Fabrice d'Almeida (2005). Referencia a un amplio rango de tácticas psicológicas capaces de subvertir el control de un individuo sobre su propio pensamiento, comportamiento, emociones o decisiones. Los métodos por los cuales puede obtenerse tal control son el foco de estudio entre neurocientíficos y sociólogos. Por otra parte, la cuestión del control mental se discute en relación a la religión, política, prisioneros de guerra, totalitarismo, operaciones encubiertas, manipulación neurocelular, cultos, terrorismo y tortura. [Resumen], La manipulation. Esto se sucede claramente sin el conocimiento del público en general e incluso de la población académica general.

Supercomputadoras en Maryland, Israel y en otros lugares, con una velocidad de más que 20 billones bits/sec pueden controlar a millones de gentes simultáneamente. Realmente la población entera del mundo puede ser totalmente controlada con estas interacciones secretas cerebro-computadora, sin embargo aún parece increíble para el vulgo. El pensamiento humano tiene una velocidad de 5.000 bits/sec. Y cualquier persona puede entender que nuestro cerebro no puede competir con estos superordenadores, implantes, servicios locales, formas escalares de biotelemetría, que actúan vía satélite. Cada cerebro tiene una combinación singular de resonancia bio-eléctrica/claves de acceso. Los sistemas remotos de vigilancia neuronal con supercomputadoras pueden enviar mensajes al pensamiento de una persona en el sistema nervioso y afectar su capacidad de rendimiento en cualquier forma deseada. Ellos pueden ser rastreados e identificados en cualquier lugar. Norbert Weiner (1948) Definió una teoría del control y la comunicación neurológica ya en uso en los pequeños círculos de la época. [Resumen], La cibernética.

Yoneji Masuda, “Padre de la Sociedad de la Información”, en 1980 expresó con preocupación que nuestra libertad está siendo amenazada, al estilo Orwelliano, por la tecnología cibernética totalmente desconocida para la mayoría de las personas. Esta tecnología conecta los cerebros de las personas con satélites controlados por supercomputadoras.

La experimentación neuroelectromagnética sin consentimiento en humanos, ha estado sucediendo en la llamada “población vulnerable” desde hace aproximadamente 50 años, en nombre de la “ciencia” o de la “seguridad nacional” dentro de las peores pruebas tipo nazi, contrario a todo derecho humano. La tortura física y psicológica de las víctimas del control mental hoy en día son como se reflejan en las peores películas de terror. Con pocas excepciones los medios de comunicación de masas, suprimen toda la información sobre todo el tema. Steven Jacobson (1985) El control mental es una técnica o un conjunto de técnicas encaminadas a la modificación de los procesos mentales de los individuos. Puede emplearse sobre la propia persona y también en personas ajenas como un uso perverso tal como la manipulación de otras mentes. [Resumen], Mind Control in America.

La tecnología del control de la mente en Estados Unidos está clasificada bajo armamento “no letal”. El nombre es totalmente engañoso, porque la técnica usada es mortal, pero la muerte viene en forma de enfermedades “normales” como cáncer, leucemia, ataques de corazón, alzheimer con la pérdida de la memoria corta. No es asombroso, que estas enfermedades aumentaran en todos los lugares del mundo. Cuando el uso de campos electromagnéticos, de extra y ultra bajas frecuencias ELF y ULF y microondas, se dirigen deliberadamente a individuos, grupos y aún poblaciones enteras para causar enfermedades, desorientación, caos, dolores físicos y emocionales y entre en la sensibilización de la población común. Nikola Tesla (1904) Las bases de la transmisión inalámbrica de Tesla están en su descubrimiento de resonancia. Esta determinada resonancia es una especie de pulso electromagnético rector, definida como una serie de picos de muy baja frecuencia en el campo electromagnético de la Tierra. La Tierra se comporta como un enorme circuito eléctrico. La atmósfera actúa como un conductor débil, lo que permite que la electricidad prevaleciente no se disemine. [Resumen], The Transmission of Electrical Energy Without Wires.

¿Quién está escondido detrás de este plan siniestro, para controlar y atormentar a la población entera?

La oficina de patentes en los Estados Unidos otorgó patentes para vigilar y alterar la mente. Equipos y métodos para vigilar remotamente y alterando las ondas cerebrales, métodos para inducción mental de estados de conciencia, emocionales y físicos deseados, a seres humanos.

Las personas a quienes han implantado involuntariamente o voluntariamente con engaño, se han convertido en robots biológicos y conejillos de indias para esta actividad con el pretexto de la seguridad nacional. Las consecuencias reales de una implantación de un microchip (o con la tecnología avanzada de hoy oculta, usando solamente radiación de microondas para el control de la mente), son totalmente secretas para el público. El efecto del calentamiento de tejidos con la velocidad de luz es un efecto conocido del poder alto de las microondas y armas de pulso electromagnético. De acuerdo con estudios de la Marina ellos también causan estados de fatiga, depresión, insomnio, agresividad, pérdida de la memoria corta y larga, estados cortos de catatonia, cataratas, leucemia, cáncer, ataques al corazón, tumores cerebrales etc. La alteración del comportamiento y actitudes también han sido demostradas. Aspra (2007), afirma: “Es probable que las “voces” que escucha gente se deba a los mencionados implantes, aunque en la actualidad es la inducción por microondas de voces intercerebrales, microchips, radiaciones ionizantes, psicoelectrónicas, psiónicas” ¿Cuántos conocen el peligro real de las microondas a través del teléfono móvil?

¿Cuántos creen en la desinformación, que la radiación de microondas no está causando problemas de salud? Los intereses económicos en la industria de la telefonía móvil son enormes. Por lo tanto las cuestiones de salud son dejadas de lado deliberadamente. Sin embargo la misma cosa es inevitable en el futuro como con la industria del tabaco. Cuando la indemnización económica por daños y perjuicios de salud se convierta en suficientemente grande, como en la industria de tabaco, los riesgos de salud podrían ser admitidos y los usuarios son responsables de sus enfermedades causadas por tabaco. Los celulares usados para el control de la mente consisten en ser una idea “brillante”. Los militares y organismos policiales pueden seguir a cualquier usuario, con influencia en su pensamiento a través de microondas, causa que personas sanas escuchen voces y si necesitan, quemar sus cerebros en un segundo mediante el incremento de la corriente 20.000 veces. Livingston (2011), escribe: “Cada día, un sistema de ataque constituido por armas de energía dirigida por radiofrecuencia “multifuncional”, que emiten una radiación electromagnética escalar a nivel nacional por medio de antenas de telefonía móvil en fase, transmisoras y receptoras, y satélites del sistema de posicionamiento global o GPS, (…) y el contratista del ejército Lockheed Martin, se utiliza para torturar, debilitar, subyugar y degradar de manera silenciosa e invisible la salud física y neurológica de miles y miles de ciudadanos estadounidenses que han sido “puestos en el punto de mira” extrajudicialmente tras ser incluidos en una “lista negra” doméstica de ciudadanos a los que se considera “disidentes” o “indeseables” por razones de odio y de ideología.”

El doctor Ross Adey encontró, que es posible controlar todos los aspectos del comportamiento humano con un pulso de microonda modulada de intensidad=0,75 milivatio/cm2 y una frecuencia de 450 MHz. La radiación de microondas excita la ligadura de las moléculas de hidrógeno en las células y puede interferir con la meiosis, que da lugar a tumores. Todas nuestras emociones, estados de ánimo y pensamiento tienen una frecuencia especificada cerebral, la cual ha sido catalogada. Si estos registros llegan a las manos equivocadas, nuestro comportamiento y actitudes, pueden ser manipulados por personas cuya ética y moral no están dentro de nuestro mejor interés.

Ambos, militares y servicios de inteligencia, han sido infiltrados con dichas personas. Un director del servicio secreto suizo tuvo que renunciar, porque su organización estuvo involucrada en negocios ilegales de armas y en un plan para crear una ORGANIZACIÓN legal dentro del servicio secreto. Esta organización, está infiltrada en el mundo, tiene actividades “tipo pulpo” en todos los principales servicios de inteligencia en el mundo; trabajando junto con la mafia y terroristas. Tiene recluidas personas de todas las instituciones importantes del gobierno, estado y administración local.

Esta organización capacita a personas, vagabundos, desempleados, presos liberados, enfermos mentales ambulatorios, estudiantes y huérfanos para molestar, perseguir y torturar a hombres inocentes, que fueron colocados en la lista negra de esta organización. Decepción es el nombre del juego; así narran historias falsas y siniestras sobre sus víctimas a sus sirvientes para mantenerlos motivados. Tienen un régimen militar y son retribuidos por sus actividades malas. Esas incluyen satanismo, símbolos y combinaciones de colores amarillo-naranja-negro. Allain (2012): “El Proyecto Monarca se especializó en el análisis de disciplinas como el vudú y el satanismo y en la creación de sectas, comenzando en 1966 con la iglesia de Satán. A su cargo, la CIA colocó al estudiante de criminología en San Francisco, ex miembro de la policía de esa ciudad y de la Interpol, Anthon Lavey.”

¿Quiénes son las víctimas? Probablemente experimentos con soldados y presos continúan todavía, lo mismo con niños minusválidos, homosexuales y mujeres solteras. Aún son conejos de indias para la guerra electrónica y química. Pero hoy cualquier persona puede convertirse en víctima, incluso los que inventaron el sistema. El “Comando Solo” de la fuerza aérea de EE.UU. habían sido utilizados para enviar mensajes subliminales por frecuencias de radio, incluso para manipular la mente de naciones extranjeras en sus elecciones. En 1994 el ministerio de Defensa estadounidense propuso el uso de armas “no mortales” contra cualquier persona, quien esté comprometido en actividades, que impiden los intereses del ministerio. Por lo tanto se oponen a opiniones políticas competidores económicos, individuos que pertenecen a culturas opuestas, etc. Pueden ser llevados a la enfermedad o la muerte.

El manual de diagnóstico y estadísticas psiquiátricas (DSM) para trastornos mentales es una operación de camuflaje brillante en dieciocho idiomas, para ocultar las atrocidades de los militares y servicios de inteligencia hacia sus víctimas. El manual enlista como signos de esquizofrenia paranoide todas las acciones de control mental. Si una víctima está bajo vigilancia con tecnología moderna vía TV, radio, teléfono, parlantes, láser, microondas, intoxicado de drogas, que manipulan la conciencia por huecos de ventilación, difusión de olores conocidos, que causan dolores de cabeza, náusea, etc. Si esta persona se queja, que su ropa está envenenada, y su comida o su agua potable también todas las escuelas de medicina enseñan a sus estudiantes, que la persona es paranoica, sobre todo, si él cree, que las agencias de inteligencia están detrás de todo esto.

Jamás el cuerpo médico se enteró, que esto pertenece a las medidas comunes de servicios secretos contra sus víctimas en el mundo entero. Por lo tanto, las victimas de control mental están falsamente considerados como enfermos mentales y no obtienen ayuda, porque nadie les cree, y su sufrimiento aumenta al doble por la ignorancia de los profesionales de la salud. Los abusos del poder sin ética por parte de los individuos a cargo de la telemetría bio-médica son incomprensibles para la gente normal.

El objetivo de control mental es la programación de un individuo para que ejecute cualquier orden de espionaje o de crimen, incluso en contra de su voluntad e instinto de autoprotección, y para controlar el comportamiento absoluto y patrones de pensamiento del individuo. El objetivo de control de la mente es perturbar la memoria, desacreditar a la gente a través de su comportamiento aberrante, para hacerlos dementes o para que cometan asesinato o se suiciden. ¿Cómo es eso posible, que esta tecnología no esté frenada por las autoridades políticas más altas? Un día, ellos mismos también serán víctimas, un hecho, que ellos no tienen siempre consumado. ¿Cuántos están involucrados?

El proyecto Haarp en Alaska es un temor mundial y exige, que se examinen sus implicaciones jurídicas, ecológicas y éticas por una comisión independiente antes de hacer nuevas investigaciones y pruebas. Los peligros de las armas no letales para control mental, ya se los puso de manifiesto en una reunión de expertos del comité internacional de la Cruz Roja. Sólo el aumento de la conciencia pública a la doblegación, sus temibles consecuencias para la vida privada de las personas, con manipulación del pensamiento y las acciones, causando que la gente se convierta en robots biológicos con dolor físico y emocional cada vez que el técnico de la supercomputadora así lo desee.

Es la mayor amenaza para la humanidad y el plan más siniestro para esclavizar a la raza humana.

El control de la mente con microondas y “armas no-letales” es el mayor crimen en la historia de la humanidad, contra la población del planeta. Debe ser detenida por todos los pueblos de este mundo.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



Fuente: > Ssociologos
Raúl Allain

Raúl Allain

Escritor, Poeta y Editor.