Los libros de Turín

Pero sucedió que después de la Primera Guerra Mundial se convirtió en un vertiginoso núcleo de las primeras luchas sociales y oposición al fascismo. En 1943 se produjo una gran huelga obrera que se extendió a otras ciudades y, contribuyó a acelerar la caída del fascismo. Enseguida, gozó de un intenso desarrollo industrial, compartiendo con Milán el récord del "milagro económico", pero perdió su rol cultural de vanguardia después de la liberación.

| 01 junio 2008 12:06 AM | Cultura | 557 Lecturas
Los libros de Turín
Afiche de la Feria Internacional del Libro. Turín.
La versión histórica señala que a comienzos del siglo pasado, la antiquísima ciudad de Turín tuvo una fase de intenso desarrollo tanto cultural como económico.

Más datos

DATO

En Turín se nota una fuerte señal de renovación cultural. Hay, sin embargo, un marcado temor a una crisis económica debido a la baja en la industria automovilística.
557

Pero, debido a la industria editorial y concentración de centros de formación superior, ahora es la ciudad sede de la Feria Internacional del Libro. Es decir, de la más importante feria de libros en Europa, por la concurrencia de escritores de todo el mundo. Se considera que entre el 8 y el 12 de mayo concurrieron más de 300,000 personas al día, hubo 2,000 editores y se movieron más de siete millones de euros.

La más importante editora italiana es Mondadori, que controla Einaudi, Sperling, Frassimem y Piemme. Luego está Rizzoli, que controla Bompiani y Fabbri. Enseguida están Feltrinelli, Gazzanti de Agostini. Todas estas prestigiosas editoras controlan más del 60 por ciento de las ediciones de libros en italiano. El restante, o sea el cuarenta por ciento está en manos de pequeños y medianos editores. Hay editoras que se ocupan de imprimir libros traducidos al italiano, según el área de interés de los lectores.

También en Roma se realiza una Feria Internacional, pero allí sólo concurren pequeños editores independientes. En cambio, a Turín van miles de personas para conocer novedades de autores italianos y de otros países.

Por supuesto, es posible encontrar traducidos al italiano a García Márquez, Julio Cortázar, Pablo Neruda, Jorge Luis Borges, Mario Vargas Llosa, etc., etc. Los libros de Manuel Scorza son inhallables por estar agotados.

Hay ediciones de La Divina Comedia de Alighieri, como de Leornado de Vinci, hermosas, lujosas y verdaderas joyas literarias. En fin, en la Feria de Turín, los escritores del mundo se juegan el destino y la vida. Un crítico decía: “El escritor que no ha sido traducido al italiano y no expone sus libros en Turín, no ha nacido”. (JLA)


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD