Las razones del premio

Christian Bendayán habló con LA PRIMERA sobre su Premio Nacional de Cultura 2012 en la categoría Creatividad, que ha sido objetado por algunos personajes de la cultura peruana.

| 19 diciembre 2012 12:12 AM | Cultura | 1.8k Lecturas
Las razones del premio
(a) Christian Bendayán donará parte del premio para los niños trabajadores de las calles de Iquitos. (b) Procesión de “El niño de la caja”.
1847

Los relanzados Premios Nacionales de Cultura, tras 32 años, nuevamente han dado que hablar, con el impulso y el financiamiento de Petroperú y la coordinación con la anterior gestión de Susana Baca en el Ministerio de Cultura. El consenso sobre el premio en la categoría Trayectoria a Gustavo Gutiérrez, propulsor de la Teología de la Liberación, ha sido unánime. El premio a las Buenas Prácticas Culturales otorgado a “Arena y Esteras” por su trabajo con actividades artísticas y culturales en Villa El Salvador, básicamente, ha sido visto con buenos ojos.

Sin embargo, no ha sido del todo bien recibida la noticia del Premio Nacional de Cultura 2012 en la categoría Creatividad, otorgado a Christian Bendayán. Uno de los críticos ha sido el columnista Abelardo Oquendo y otro el poeta Rodolfo Hinostroza, quien no cree que su obra sea menos a la de Bendayán. Sin embargo, no se trata solo del premio a Bendayán por sus cuadros, sino también a todo lo que gira alrededor, a la creatividad tangible en la labor social que cumplen muchos de ellos. El artista explica a LA PRIMERA algunas razones de su elección como ganador del premio y debe tomarse en cuenta.

—El poeta Rodolfo Hinostroza, entre otros, no creen que usted deba merecer ese premio. ¿A qué cree que se haya debido su elección?
—Creo que mi obra se ajustaba a las bases del concurso. Es por eso que me postularon y, bueno, yo creo que el jurado es de primera, muy prestigioso. Finalmente, son ellos los que deciden quién gana. De hecho, en el artículo de Hinostroza, él menciona a grandes artistas como Tola o Szyszlo. Yo creo que, definitivamente, son artistas que tienen reconocimiento del público, de críticos… de todo tipo, porque se lo merecen. Y si en esta ocasión no se lo han dado a ellos es porque, me imagino, no han participado en el concurso. Todo se ajusta a las bases y a la decisión del jurado.

—¿En qué cree usted que reside esa Creatividad que juzgó el jurado?
—Básicamente, mi trabajo ha funcionado en torno a la labor social, al trabajo colectivo. Mi pintura siempre ha estado vinculada a diferentes grupos sociales. Mis exposiciones han abordado temas de problemáticas sociales. De algún modo, el concurso invitaba a participar en proyectos que tuvieran ese impacto social.

—No solo son los cuadros, entonces.
—Es todo lo que viene con eso. Uno de los 20 proyectos presentados es la pintura “El niño de la caja”. El cuadro representa a una especie de Niño Jesús con rasgos amazónicos, un niño que lustra zapatos con su cajita de lustrabotas. Este cuadro sale en procesión cada primero de mayo, Día del Trabajo, llevado por los niños trabajadores de las calles de Iquitos. Es una especie de acto religioso y performance política y artística, en el que los niños exigen sus derechos: ser vistos por la sociedad y ser tratados como niños. Son este tipo de proyectos los que se ha presentado al concurso.

—¿Es una crítica al trabajo infantil o una visión positiva de ello?
—Es una crítica a la sociedad. Este proyecto no plantea una solución al problema, pero la idea es que mientras estos niños trabajen por necesidad, se les trate con respeto, que respeten sus derechos y se les trate como niños.

—¿Qué hará con los 45 mil soles que ganó por el premio?
—Buena parte se va a donar a una asociación que trabaja con niños trabajadores de las calles de Iquitos.


Marco Fernández
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD