La “Red celestial”

Las iglesias de París (católicas, ortodoxas o protestantes) en estas fechas ofrecen a los visitantes una letanía de nacimientos tradicionales; algunas proponen, además, conciertos, animaciones de coros, etc. En cambio, la Iglesia de la Madeleine, monumento cultural-artístico, últimamente ha presentado nacimientos pocos tradicionales. En 2010, Sylvian Dubuisson expuso un nacimiento simbólico gigante en porcelana. En 2011, el nacimiento de Josette Rispal fue elaborado con material recuperado y reciclado. Y este año, el joven estilista, joyero Gaëtan Duthu, sostenido por la Asociación Madeleine, instaló la “Red Celestial” en este emblemático monumento situado en el corazón del 8° barrio de París.

| 29 diciembre 2012 12:12 AM | Cultura | 905 Lecturas
La Red Celestial recibe 3 mil visitantes por día en la Iglesia de la Madeleine.
Nacimiento moderno en la parisina Iglesia de la Madeleine causó denuncias al párroco y, aún así, se verá hasta el 28 de enero de 2013.
905

La Red Celestial es un nacimiento moderno. Duthu ha recreado una visión onírica y moderna de la Natividad, símbolo de nuestra sociedad en la era digital. Se ha inspirado en un pasaje del evangelio según Lucas: “Y repentinamente, se unió al ángel una multitud del ejército celestial…” (Lucas 2,8-14). Este joven artista se pregunta releyendo el evangelio de Lucas: “Si Cristo hubiera nacido hoy, ¿cómo hubiéramos anunciado esta noticia?”. Y se responde: “Con la ayuda de las redes sociales que nos conectan; todos pertenecemos a una red, sea real o virtual. El niño Jesús es el portador de un mensaje de amor que conecta a todos los cristianos, a todos los hombres. Es el corazón de la red más grande del mundo”. Es así que el artista transpone la escena del establo en una gran “caja internet” luminosa para hacer aparecer al Recién Nacido en la pantalla de TV en la noche de Navidad.

La Red Celestial es una iconografía renovada en la que Duthu reemplazó a los pastores por un ejército celestial en la Tierra. Alrededor de José y María dispuso nueve ángeles masculinos y femeninos, de tamaño humano, vueltos hacia los visitantes, listos para aclamar al niño. Estos, abiertos al mundo, tienen por rostro una tableta digital que cambia cada 2 o 3 minutos en la que se ven los retratos de los amigos, de fieles o desconocidos que aceptaron participar en el proyecto. La elección de la iluminación blanca hace referencia a la pureza y recogimiento del momento. Es también, para Daniel Ponsard, párroco de la Iglesia, y para el consejo parroquial, una ocasión para desarrollar por tercer año consecutivo un proyecto que trastorna los códigos tradicionales en la representación de un nacimiento.

Desde su inauguración, el 8 de diciembre, el nacimiento recibe alrededor de 3 mil visitantes por día. Las opiniones son diversas, unas consideran que es una obra de arte, otras una desacralización y una ofensa y algunos visitantes se preguntan simplemente si eso es un Nacimiento. El padre Ponsard, por haber permitido su instalación, ha recibido dos denuncias hasta el momento. El párroco, muy aficionado a las tecnologías modernas, justifica que este nacimiento responde por un lado al llamado de una “nueva evangelización en la net” anunciado por Juan Pablo II; aunque para ello deba soportar las denuncias a cuestas.


Gloria Cáceres
Desde París


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario

Espere...