La historia al banquillo

El psicoanalista Max Hernández ha publicado “En los márgenes de la memoria histórica” (Fondo Editorial de la U. San Martín de Porres), el primer libro de la serie por el bicentenario de la Independencia que publica esa universidad. Entre 2012 y 2021, se proyecta publicar 200 libros, a razón de un libro por cada año de la Independencia. Este año se publicarán los primeros seis.

| 06 agosto 2012 12:08 AM | Cultura | 1.7k Lecturas
La historia al banquillo
Hernández incita a que el culto a la razón no sea un velo para el pensamiento mítico.
Max Hernández, psicoanalista, ofrece nuevas lecturas sobre los hechos históricos que influyeron en la construcción de la nación peruana.
1743

En la presentación del libro, el último día de la XVII Feria Internacional del Libro de Lima, estuvieron como ponentes el periodista Mirko Lauer y el historiador Pablo Macera.

¿Qué es estar en los márgenes de la memoria?, se preguntó Lauer y se contestó: “Es ese espacio donde las cosas están a un paso de ser olvidadas o a un paso de recordadas, pero ninguna de las dos; o a un paso de ser negadas y a un paso de aceptadas, pero nunca de las dos. No es un libro de lectura fácil y también por eso lo recomiendo”.

Pablo Macera dijo acerca del libro que “no solo es una exploración del pasado, sino que un hay un cierto paralelo entre las evidencias que revela el arqueólogo en los restos culturales y las evidencias en el quehacer clínico psicoanalítico… Como le gusta recordar a Max Hernández, los hechos históricos son, en esencia, hechos psicológicos, así como los psicológicos son hechos sociales. Es con esta metodología que Hernández plantea su visión del Perú en 14 capítulos que van del Formativo Andino hasta la Belle Epoque y finales del anterior milenio. Para explicar lo contemporáneo, Max retrocede a las altas culturas andinas”.

Hernández recordó que Macera le habló de un historiador francés que decía que la independencia de América latina ocurrió o demasiado pronto o demasiado tarde. Fue demasiado tarde porque no pudo terminar con el sometimiento indígena y demasiado pronto porque tampoco pudimos embarcarnos en un proyecto modernizador con mayor facilidad.

¿Qué es la memoria si no el intento de hacer del pasado historia?, se preguntó Hernández: “Este es un pequeño homenaje a un país difícil, duro, complicado, que por momentos nos lleva a la desesperación, pero que mantenemos permanentemente como metáfora de unión, de solidaridad y de ciudadanía. Uso la palabra ciudadanía, porque creo que esto es lo más importante en estos momentos. Una ciudadanía que admita una pluralidad de perspectivas, que entendamos también que la modernidad no fue un picnic para nadie: ha tenido ganadores y perdedores. El culto a la razón no debe hacernos olvidar los argumentos míticos de nuestra existencia”.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario

Loading...