La escritura soñada

Para Tanya Tynjälä, la literatura es sueño. En “La ciudad de los nictálopes”, una niña toma contacto con los nictálopes mientras duerme. En los “Cuentos de la princesa Malva”, una niña enferma 4 días, en los que tiene 4 sueños que son los que conforman el libro. Igual en el caso de su recientemente presentada “Sum”, libro de prosa poética, conformada por textos de microficción. Y ahora, su más reciente entrega, “Lectora de sueños”, no es la excepción.

| 19 octubre 2012 12:10 AM | Cultura | 1.5k Lecturas
La escritura soñada
La narrativa infantil y juvenil tiene en Tanya Tynjälä a una de sus más imaginativas exponentes, quien acaba de publicar su metaliteraria “Lectora de sueños”.
1522

Entre el sueño y la vigilia
“Mi proceso creativo ocurre durante el sueño”, dice Tynjälä: “Sufro de insomnio y no llego nunca al sueño profundo. Hay diferentes tipos de insomnio; el mío consiste en que me despierto un mínimo de 5 veces en la noche. Me resulta muy difícil crear una historia despierta. Y realmente, en el proceso creativo, los sueños que son historias tienen un principio y un fin”.

—Debe tener un lapicero y un papel al lado de la cama.
—No, no pongo nada en papel hasta que no tenga nada concreto en la cabeza. Además, tengo los famosos sueños lúcidos. Es decir, estoy soñando y sé qué estoy soñando. Generalmente, los sueños que tengo son sueños para cuentos, son sueños lúcidos como una película; como si lo estuviera viendo; no soy un personaje. En ellos, escucho como una voz en “off” y digo “esta frase está genial, tengo que acordarme”. Por eso digo que mi proceso creativo ocurre durante el sueño.

Lecciones juveniles
Cuando era muy pequeña, cayó enferma y los libros se convirtieron en sus compañeros inseparables. “Me volví una verdadera lectómana”, recuerda: “Y de ahí a producir era lo natural. Siempre supe que quería ser escritora”. Es un recuerdo que vuelca en “Lectora de sueños”, donde narra la historia de Chloe, una niña que quiere ser escritora y que tiene la suerte de que su escritora favorita se mude cerca de su casa y le dé consejos para alimentar su imaginación. Subrepticiamente, Tynjälä comparte una suerte de consejos para jóvenes escritores y niños que quieren escribir. “Son cuentos fantásticos. Y, como en los otros libros que he escrito, el sueño es una parte muy importante del proceso de crecimiento del personaje. La novela comienza con ‘Y la princesa descubrió la lectura’ y termina con ‘Y la princesa descubrió la escritura’”.


Marco Fernández
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo:


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario

Espere...
0.977520942688