José Ruiz Rosas

-Te conocí en tu Librería Trilce.
-Es verdad. Era una librería calificada por los intelectuales viajeros como la más importante en el sur. Trabajábamos Teresa y yo, escogía los libros de los catálogos, de modo que los importábamos sin las distribuidoras de Lima, desde las mismas editoriales. Por eso había libros que en Lima no se conocían.

| 25 marzo 2008 12:03 AM | Cultura | 8.2k Lecturas
José Ruiz Rosas
José Ruiz Rosas a los ochenta años de edad.
José Ruiz Rosas es un celebrado poeta que cumplirá ochenta años y prepara un nuevo libro de poesía. Habla desde Arequipa y rememora hechos notables.

Más datos

DATO

José Ruiz Rosas (Lima-1928), después de ingresar a la UNMSM, en 1949, tuvo que irse a Arequipa porque padecía asma, allí fundó la legendaria Librería Trilce.
8211

-¿Quiénes te visitaban?
-Muchos escritores, muchos. Bueno, un conversador memorioso era César Atahualpa Rodríguez, iba todas las tardes a ver novedades y tomar un café. Poco a poco se reunían escritores como si fuera un club. Llegaban Guillermo Mercado, Vladimiro Quiroga, profesores de la universidad, las conversaciones se extendían hasta muy tarde.

-Hasta que Trilce cerró sus puertas.
- María Teresa y Alonso nos ayudaban en la librería, mis otros hijos no iban porque eran pequeños. Tuve que cerrar la librería porque ya no se vendían libros de literatura, quebramos. Por eso me puse a trabajar en varios sitios.

-Pero publicaste poemas.
-Sí, era una colección que se editaba en cartulinas e impresos a mimeógrafo, en especial de jóvenes. No era para vender sino para regalar.

-¿A qué escritores recuerdas?
-Muchos iban a la librería atraídos por libros de literatura, llegaron quienes estaban de paso. El nombre Trilce atraía por el homenaje a Vallejo y se convirtió en un recinto de la poesía.

-¿Y Pablo Neruda?
-Lo invitaron los hermanos Bacacorzo y fuimos al aeropuerto. En la universidad fue entrevistado. Vendíamos libros de Neruda, alguien le hizo saber eso y se mostró muy cordial, muy agradecido. También vendíamos mucho libros de Vallejo.

-Alberto Hidalgo.
-Era un escritor furibundo, antiaprista a muerte, panfletario. En Arequipa le tenían miedo y respeto, pero tenía el propósito de reconciliarse con su pueblo. Se mostró culto, amable y generoso, se interesó por los poetas jóvenes. Hidalgo es un caso de escritor rebelde, iconoclasta, irreverente.

-¿Cómo evalúas tu poesía?
-¿Ah!, sigo escribiendo y seguiré hasta el último día. Me parece que va evolucionando y se perfecciona cada vez más. He escrito más de cien poemas y de ellos escogeré para publicar un libro. Con franqueza, estoy satisfecho y la evalúo muy bien.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD