Jorge Palma, poeta de la equidad y la añoranza

Habla Jorge Palma, poeta y narrador (Uruguay). Ha sido comunicador en medios de prensa de Montevideo. Asistió al VI Festival Internacional de Poesía de Granada. (Nicaragua).

| 18 marzo 2010 12:03 AM | Cultura | 1.9k Lecturas
Jorge Palma, poeta de la equidad y la añoranza 1960

Cuando llegamos a Managua se mostró silencioso. Pero no, estaba cansado de viajar, eso era todo. Le preguntamos sobre su vocación literaria. “Nunca me he puesto a pensar cuándo nació – responde. No sólo en la poesía sino la escritura en general. He intentado acercarme a la verdad, evitando en lo posible el maquillaje y en épocas remotas (estoy hablando de hace 40 años), escribía cartas de amor a mis compañeras de clase en la escuela. Eso inició mi vocación por escribir, fue disparada por la dificultad de comunicarme”. Enseguida añade: “Luego, con el correr de los años, al tener conciencia que poseía una llave con la que podía abrir todos los armarios, puertas y baúles, fue grandioso. Ingresé a vastos territorios no sólo de la sensibilidad sino de la imaginación; imágenes de lo posible e imposible, todo nada más que con una hoja de papel y un lápiz. No se precisa nada más”. Sabedores que participó en el 14° Festival Internacional de Poesía de La Habana (Cuba) y en el 48° Struga Poetry Evenings (Macedonia), le preguntamos acerca de la función de la poesía en el siglo XXI. “Debería ser –dice- lo que algunos han planteado de forma visceral durante el siglo XX. Una poesía sofisticada, onanista, “preciosa”, no tiene ningún sentido. Al menos mi concepción de la poesía es muy diferente. Uno escucha poemas muy hermosos, trabajados, relucientes y entonces puede quedar maravillado, atónito como ante un palacio o una catedral. La poesía del siglo XXI deberá ser una respuesta a la depredación del planeta y colonización, a la asimétrica globalización”.

Pero no podemos dejar de preguntarle acerca de la crítica. “Su papel debe ser uno solo - afirma. Acercar la obra al público, ser un intermediario entre el creador y el lector, entre el creador y el consumidor del producto artístico. Básicamente, se debería remitir a valorar el contenido, descubrir aspectos del trabajo (en este caso literario), que muchas veces no son claros ni siquiera para el creador”. El caluroso atardecer tropical cae sobre Granada y con una extraña melancolía, las campanas inútilmente llaman a los feligreses.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD