Íntimas anécdotas

Una tertulia sobre anécdotas de escritores peruanos se realizará esta noche en la Casa de la Literatura, en base al libro “Rostros de Memoria” (UCH, 2009) del periodista y escritor Pedro Escribano.

| 26 agosto 2011 12:08 AM | Cultura | 2.6k Lecturas
Íntimas anécdotas 2660

Gabriel García Márquez, Álvaro Mutis, Sergio Pitol y Carlos Monsiváis fueron a visitar a Juan Rulfo para un almuerzo. La señora que atendía a Rulfo, se acercó a ellos con un lápiz y papel porque quería enviar una carta, pero era analfabeta, y les pidió que la ayuden. Uno de ellos recibió el papel, el lapicero, y, de pronto, se dio cuenta de que no sabía cómo empezar una carta. Entonces, mira a Rulfo, a Monsiváis, a Mutis… y entre ellos comentar on sobre cómo empezar la carta. La señora, al ver que dudaban, se acercó con timidez y les dictó: “Ponga, mi querido papá…”. La señora terminó dictándole la carta a este grande escritor.

Tertulia
Esta es una de las anécdotas que el periodista Pedro Escribano viene preparando para un libro sobre escritores latinos e hispanoamericanos. Mientras esperamos esta edición, el escritor Enrique Planas tendrá una tertulia con Escribano en base al libro de este que recoge anécdotas de escritores peruanos, “Rostros de Memoria” (U. de Ciencias y Humanidades, 2009); hoy, a las 7 p.m., en la Casa de la Literatura: Jr. Áncash 207, en Lima.

—Planas y Escribano en una tertulia...

—No sé por qué la llaman tertulia. Si nos sentamos él y yo juntos, eso será, más bien, una pelea...

Una pelea de amigos. Son, lo que se dice, grandes eneamigos. En un viaje de periodistas a Venezuela, Planas (El Comercio) le ganó por puesta de mano a Escribano (La República) la única edición de un libro de Joaquim Machado de Assis que había en las Librerías del Sur del Teatro Teresa Carreño (Caracas). Una edición de Biblioteca Ayacucho, tan requerida por la calidad e ínfimo costo. Escribano lanzó un dardo, tal vez con otras palabras: “Tú me ganaste a Machado de Assis, pero yo te gané a Vargas Llosa”. Era noticia en junio que el Nobel peruano pidió que sus columnas de El País, de España, dejaran de reproducirse en El Comercio y pasaran a La República, por cuestiones políticas.

—Hay una anécdota que no está en el libro. Dos escritores puneños le habrían contado a Vargas Llosa sobre una supuesta camisa colorada que Carlos Oquendo de Amat compró, y que mencionó en su discurso por el Premio Rómulo Gallegos.

—Leí el discurso. Aunque haya sido verdadero o no el hecho, en el discurso funciona como una metáfora. Me parece una figura que utiliza Vargas Llosa para señalar el color ideológico de Oquendo de Amat y contrastar el linaje del apellido —el de un virrey— con la figura de un hombre comunista. En el fondo, es lo que quiso decir Vargas Llosa.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD