Inca Garcilazo de la Vega: Entre resentimientos y frustraciones

Debido a su pasado de noble inca por el lado materno Chimpu Ocllo tuvo acceso de primera mano a una serie de informaciones sobre el Tawantinsuyo como también se cree que en muchos textos de sus libros se encuentran el aporte del sacerdote jesuita Blas de Varela como lo ha documentado la peruanista italiana Laura Laurencich.

| 12 mayo 2016 12:05 PM | Cultura | 7.4k Lecturas
Inca Garcilazo de la Vega: Entre resentimientos y frustraciones
Por Humberto Pinedo Mendoza
7412

En el Cuzco aprendió a manejar los quipus históricos como el contable y tuvo la oportunidad de conocer a los "mallquis" o momias de sus antepasados en especial de los ex-incas Huayna Cápac, Túpac Yupanqui y Viracocha. Se lo mostró el cronista Polo de Ondegardo antes de enrumbarse a Madrid y no volver más a su patria.

Debido a su pasado de noble inca por el lado materno-Chimpu Ocllo tuvo acceso de primera mano a una serie de informaciones sobre el Tawantinsuyo como también se cree que en muchos textos de sus libros se encuentran el aporte del sacerdote jesuita Blas de Varela como lo ha documentado la peruanista italiana Laura Laurencich. Algunos historiadores sospechan que en la obra de Garcilazo hay mucha influencia de este sacerdote.

Lipi Biswar resalta que el ser hijo ilegítimo del conquistador Sebastián Garcilazo de la Vega lo limitó en su desarrollo social en Montilla como en Córdoba. Es decir que el ser mestizo o árabe, o africano era un estigma social para esa época. No nos olvidemos de que los árabes estuvieron ocho siglos dominando en la península.

Según Biswar Garcilazo se convirtió en un sujeto subalterno para la corona española. Los mismos indígenas y españoles miraban con desconfianza a los mestizos. En esa época el fanatismo religioso y social de Gómez Suarez o Garcilazo le hizo tomar una posición de súbdito. Se adhirió al cristianismo y luchó contra los moros.

Ingresó a los 21 años a la escuela militar y participó en varios combates contra los musulmanes que le valió el rango de Capitán del Ejército como su padre. El historiador Pablo Macera diría que Garcilazo se volvió un espurio o una "mierda social" cuando combatió a los mestizos y criollos de Alpujarra que eran como él .Es decir actuaba como un conquistador español. Nunca se rebeló contra la corona española.

Estando en España trató de lograr ser reconocido en sus derechos de ser hijo de español pero el Consejo de las Indias se lo denegó provocando una gran frustración social. A pesar de este acontecimiento se enseñoreaba con los triunfos bélicos donde la corona española ganaba más territorios y poder político. Qué contradicción histórica que después en la época de la rebelión de Túpac Amaru sus libros fueron prohibidos en el Virreinato por considerarlos subversivos.

Emilio Choy increpa a Garcilazo de la Vega por su ambigüedad social. En España vendía trigos y fincas o inmuebles. Es decir que un gran tiempo vivió en la prosperidad. Pablo Macera en cambio es mucho más drástico cuando se refiere a la conducta amatoria de Garcilazo ya que manifiesta que tuvo como concubina a una criada morisca llamada Beatriz de la Vega semi-esclava y tuvo un hijo con ella a quien no le puso su nombre y la abandonó.

Max Hernández nos aclara que este dilema de identidad social y su ambigüedad psicológica lo llevó a repetir la misma conducta que tuvo su padre con su madre cuando todavía era muy niño. Su progenitor se casaría con una mujer española y abandonó a su madre. Pablo Macera nos diría que Garcilazo o Gómez Suárez se sentía un caballero español con limitaciones de mestizo o bastardo. Raúl Porras Barrenechea refiere que unió a las razas antagónicas en sus obras. Luis Alberto Sánchez aporta que fue el primer mestizo que escribe en la Colonia. Aurelio Miro Quesada resalta que la colaboración de Garcilazo es que nos muestra lo que vio en su época.

Después de muchas frustraciones que recibió y los desplantes de la sobrina de Góngora por ser mestizo y no ser aceptado como pretendiente porque esta relación disgustaba a la familia de la española. Fue muy chocante para el escritor. Al tener 6O años cambia su nombre a Garcilazo de la Vega y termina de escribir sus Comentarios Reales.

No nos olvidemos que Garcilazo en un momento de su vida quiso retornar a su patria pero no pudo hacerlo por trámites administrativos. Fue un resentido social que tuvo el coraje de escribir una parte de la historia el Tawantinsuyo con optimismo histórico y fantaseando algunos acontecimientos, y copiando algunos textos de Blas Varela. Pero lo más importante es que fue el primer escritor mestizo que nos mostró los momentos de la caída del imperio como sus tradiciones, costumbres y hechos históricos.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


Raúl Allain

Raúl Allain

Escritor, poeta y editor.

Presidente del Instituto Peruano de la Juventud (IPJ) y codirector del sello independiente Río Negro.