Ideas en política cultural

Santiago Alfaro es uno de los ponentes del Encuentro Nacional de Cultura 2011, que se inicia el próximo miércoles, y que tiene como fin intercambiar ideas sobre gestión cultural.

| 14 agosto 2011 12:08 AM | Cultura | 3.2k Lecturas
Ideas en política cultural 3244

Artistas, creadores y gestores culturales de todo el país intercambiarán ideas sobre la gestión cultural y el desarrollo de políticas culturales en el Perú en el Encuentro Nacional de Cultura 2011, que se desarrollará del miércoles 17 al sábado 20 de agosto, en la Casona de San Marcos, ubicada en la avenida Nicolás de Piérola 1222, en el Centro Histórico de Lima. Uno de los ponentes es Santiago Alfaro, sociólogo egresado de la Pontificia Universidad Católica del Perú, con formación en gestión y políticas culturales por la Fundación Ortega y Gasset de Argentina. Actualmente, se desempeña como Oficial del Programa de Derechos Indígenas e Interculturalidad de Oxfam.

Alfaro considera que “este encuentro será una oportunidad para hacer visible un conjunto de iniciativas en el ámbito nacional, experiencias en puesta en valor de patrimonio cultural, programas de salvaguardia del patrimonio inmaterial y proyectos de animación cultural en la selva o experiencias en Lima de organizaciones como Arena y Esteras”.

“Implementar políticas de alcance nacional y, a la vez, garantizar la autonomía a nivel territorial requiere descentralizar el Ministerio de Cultura de verdad”, piensa Alfaro. En cuanto a la financiación, destinar el 1% del PBI, como lo recomienda la Unesco, y/o aplicar un impuesto a los juegos de casino (como en Gran Bretaña), con un sistema de financiación mixto (público y privado), son algunas ideas a tomar en cuenta.

—Su ponencia trata sobre las políticas culturales del anterior presidente, Alan García. ¿Qué puede adelantar sobre ello?
—El gobierno de Alan García, en el campo cultural, tuvo un marcado personalismo. En general, García designó delegados para que tomen decisiones en función de su propio criterio, no en función de un plan nacional. No se elaboró un plan estratégico durante el quinquenio. La poca planificación se complementaba con un personalismo del presidente que tomó una serie de decisiones sin consultar: la construcción del Teatro Nacional, la construcción del Ministerio de Cultura sin consulta; y hubo el proyecto de ley 3464 que felizmente no se concretó, que le iba a quitar la tutela del patrimonio cultural al Instituto Nacional de Cultura y se la iba a dar al Congreso.

—¿Qué dejó de hacer García?
—Mientras soñaba con otros proyectos nacionales, el Archivo General de la Nación y la Biblioteca Nacional eran objeto de la rapiña. Nunca dotó de dinero (a estas instituciones) y ahora no tienen las condiciones mínimas para poder salvaguardar los manuscritos de la Independencia o los libros que fueron recuperados del pillaje chileno. Esa es una evidencia de que Alan García tenía un modelo de gestión cultural megalómano que buscaba generar prestigio al soberano y no servicios al ciudadano.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD