Historias paralelas

Una escritora cuyo refugio literario es un hotel tiene que encargarse de su adolescente hija un día en que el padre no llegó a recogerla. Una mujer lleva a su marido al mismo hotel y su único propósito es quedar embarazada en la víspera de sus 41 años de edad, pero él no quiere.

Por Diario La Primera | 22 jul 2011 |    
Historias paralelas

Una cantante famosa y veterana que nunca tuvo hijos por dedicarse a su carrera soporta, en el mismo hotel, la confesión del amor de su esposo a otra mujer, joven, actualmente embarazada de él. “Y entonces Alicia cayó” nos muestra tres alternativas de vida alrededor de la familia, la paternidad, el éxito o el fracaso, y todo ello en una misma habitación, donde el tiempo aprisiona a sus habitantes.

“Entonces Alicia cayó” (Británico de Miraflores: Jr. Bellavista 351) alude a “Alicia en el País de las Maravillas”, pero es apenas un guiño representado en el título, en el texto que escribe la escritora-personaje, en el cuadro de un conejo que repite “Es muy tarde. Maldito tiempo; no voy a llegar”, el tiempo, que juega un papel cruel para las mujeres de esta ficción.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.