Historias paralelas

Una escritora cuyo refugio literario es un hotel tiene que encargarse de su adolescente hija un día en que el padre no llegó a recogerla. Una mujer lleva a su marido al mismo hotel y su único propósito es quedar embarazada en la víspera de sus 41 años de edad, pero él no quiere.

| 22 julio 2011 12:07 AM | Cultura | 943 Lecturas
Historias paralelas 943

Una cantante famosa y veterana que nunca tuvo hijos por dedicarse a su carrera soporta, en el mismo hotel, la confesión del amor de su esposo a otra mujer, joven, actualmente embarazada de él. “Y entonces Alicia cayó” nos muestra tres alternativas de vida alrededor de la familia, la paternidad, el éxito o el fracaso, y todo ello en una misma habitación, donde el tiempo aprisiona a sus habitantes.

“Entonces Alicia cayó” (Británico de Miraflores: Jr. Bellavista 351) alude a “Alicia en el País de las Maravillas”, pero es apenas un guiño representado en el título, en el texto que escribe la escritora-personaje, en el cuadro de un conejo que repite “Es muy tarde. Maldito tiempo; no voy a llegar”, el tiempo, que juega un papel cruel para las mujeres de esta ficción.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD