Gelman enfrenta al lenguaje como Vallejo

El poeta Juan Gelman declaró a mediados de abril que el reconocimiento del exdictador argentino Jorge Videla de la muerte de ocho mil personas durante la última dictadura militar argentina fue un gesto de “modestia” del exgeneral. Gelman fue una víctima del Plan Cóndor.

| 28 abril 2012 12:04 AM | Cultura | 1.9k Lecturas
Gelman enfrenta al lenguaje como Vallejo
Los poetas Juan Gelman e Hildebrando Pérez Grande en La Habana.

Más datos

El poeta Hildebrando Pérez Grande habla con LA PRIMERA sobre el argentino Juan Gelman, poeta combativo y una de las víctimas del Plan Cóndor.
1961

El poeta peruano Hildebrando Pérez Grande conoció primero la poesía de Gelman y luego al autor, de quien dictó una conferencia el miércoles a propósito de su último libro “El emperrado corazón amora”, en el Instituto Raúl Porras Barrenechea, en Miraflores.

—¿Cuál fue su primer acercamiento con Juan Gelman?
—A Juan Gelman, nuestro gran poeta, lo conocí primero en sus libros —dice Pérez Grande—, en sus textos que venían en revistas, y sus primeros libros que aquí en Perú, en los 60, se conocieron gracias al grupo Primero de Mayo y a otros poetas que en ese entonces viajaron a Buenos Aires y traían lo nuevo, y entre ellos estaban los primeros libros. Leímos, sobre todo, “Gotán”. Él recoge el lenguaje coloquial y de la calle. Años después, lo conocí personalmente en La Habana, incluso en los años 90 fuimos parte del jurado en el Premio Internacional José Martí que cada cierto tiempo convoca Prensa Latina. Y recuerdo mucho ese jurado porque estaba Juan Gelman, de Argentina; Carlos María Gutiérrez y Carlos Núñez, de Uruguay; Aroldo Wall, de Brasil. Le tengo una estima muy personal. Juanito fue con Mario Benedetti, de Uruguay; Efraín Huertas, de México, y Ramón Palomares, de Venezuela, los jurados del Premio Casa de las Américas que yo obtuve en 1978. La última vez que lo vi en persona fue en 2006. Él a mí me dedicó esto (saca un libro): “Para el querido y nunca olvidado Hildebrando Pérez Grande”.

—En su conferencia, habló usted de los vasos comunicantes entre Gelman y Vallejo.
—Gelman es uno de los poetas más importantes de estos últimos años. La textura de su lenguaje, su visión del mundo, su poetizar, están ligados a la actitud del poeta frente el lenguaje poético, como César Vallejo. Por otro lado, Gelman vive en el exilio, en México. En la dictadura argentina, mataron a su hijo. Fueron a su casa a buscarlo a él, no lo encontraron y mataron a su hijo; se llevaron cautiva a su nuera; y como estaba embarazada, esperaron que dé a luz y la mataron. Y a la nieta, Macarena, la regalaron a uno de la dictadura militar de Uruguay. Gracias a las grandes gestiones y a la solidaridad del mundo es que después de muchos años se pudo lograr el reconocimiento de la nieta. Ella vive en Montevideo, pero frecuentemente se encuentra con Juan Gelman.

—¿Qué significa “amorar”, ese verbo de Gelman que utiliza en el título de su reciente libro?
—Él lo ha inventado. En el año 65, la palabra “amorar”, el verbo “amorar”, aparece en la poesía de Gelman (amorar es algo más que amar). Aparece como la cristalización de sus búsquedas en tanto y en cuanto siente que el lenguaje está acanallado, devaluado, y lo que él quiere decir no se puede expresar con ese lenguaje. ¿Qué cosa hizo Vallejo? Lo mismo, toda la retórica antigua hay que dejarla de lado.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD