Fiebre de carnaval

La Asociación Cultural Sank’ayos de Moho ganó el domingo pasado el concurso de carnavales, en la modalidad de Pinkillos, organizado por la Central Folklórica Puno. Por ello, fueron invitados a participar en los Jueves de Carnaval, del Museo de la Nación, ciclo que culminó este jueves con un público diverso que llenó el Auditorio Los Incas.

| 31 marzo 2012 12:03 AM | Cultura | 3.2k Lecturas
Fiebre de carnaval
Culminó los Jueves de Carnaval del Museo de la Nación y entre los invitados estuvo Sank’ayos de Moho, agrupación que acaba de cumplir 40 años de vigencia artística.
3279

Rubén Valencia, integrante de Sank’ayos de Moho, enseña que sank’ayo es una cactácea que tiene un fruto cuya apariencia y sabor se asemeja a una mezcla de fresa y tuna. Crece a 3500 metros sobre el nivel del mar, es absolutamente silvestre y tiene unas espinas que obliga a ser cuidadoso para coger el fruto, lo cual suma la exquisitez a su consumo. Moho proviene de “muju”, palabra aymara que significa semilla, porque, como cuenta Valencia, esa era una estancia puneña usada por el incanato como depósito de semillas, por el clima y la calidad de la tierra, rica en humus. Está ubicada a 3850 msnm en la ribera norte del lago Titicaca.

El pinkillo es una flauta hecha de bambú de la selva alta boliviana-peruana, algo más grueso que el bambú de la selva baja, la que se rompe por el cambio de temperatura: “El aliento es caliente y el clima frío. Ese cambio de temperatura hace que el bambú delgado se rompa”, dice Valencia, con sabiduría.

Sank’ayos de Moho, asociación y grupo musical que dirige Elmer Machicao, ha cumplido recientemente unos saludables 40 años de existencia.

Este jueves, se hizo presente con 6 parejas de pinkillos y 4 parejas de kullaranis. “Kullara es un cencerro (campana tosca) amarrado a la cintura en número de 2 ó 3 que al ritmo del trote va construyendo un sonido armónico y es una forma de saludo de solidaridad en los distintos eventos como un nacimiento, una techumbre de casas, Año Nuevo, que lo hace unilateralmente cada comunidad que desea saludar a otra”, dice Valencia. Los pinkillos (flautas) se acompañan con cajas (bombos planos y grandes), que llevan atados sartas de k’eallas, espinos secos del Ande, que hacen la función de resonancia a manera de vibrador luego de que el mazo retumba sobre la otra cara del cuero.

Las fechas centrales que celebra la agrupación son el cuarto domingo de febrero, en el Carnaval Moheño; el 3 de mayo, por la Cruz de Mayo; el 14 de setiembre, fecha central, por el Señor de la Exaltación, que realizará este año en la Central Folklórica Puno: cuadra 3 de la Av. Las Torres, en el límite de Ate y San Luis. El 24 de junio y el 16 de setiembre, Sank’ayos de Moho se presentará en el Icpna de Lima: Jr. Cusco 446.


Marco Fernández
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD