Feria de atropellos

La Alianza Peruana de Editores emitió un comunicado señalando que con ocasión de la Feria del Libro de Lima, la Cámara Peruana del Libro ha desconocido sus derechos. Habla Germán Coronado, presidente de esa entidad editora.

Por Diario La Primera | 15 jul 2008 |    
Feria de atropellos
Pierre Emilio Vandoorne Romero, vice- presidente. Germán Coronado, presidente de la Alianza Peruana de Editores.

Más datos

DETALLE

La Alianza Peruana de Editores ha recibido el respaldo y solidaridad de más de 200 editoras de América y Europa. Los textos señalan que repudian el atropello sin precedentes de la Cámara Peruana del Libro.

–¿Cuál es el fondo del asunto?
–Ediciones PEISA asumió, hace varias semanas, la representación comercial de varios editores independientes que en total suman más de veinte, solo un ejemplo: Editorial de la UNMSM. Se trata de Casas Editoras independientes, que no pertenecen a consorcio o corporación alguna. PEISA asumió la representación en la esfera comercial, para divulgar las obras de estos editores en las ferias, por ejemplo en la Feria del Libro del 23 de julio al 3 de agosto.

–El comunicado señala el desconocimiento del contrato.
–Una vez que PEISA asumió sus funciones, como gerente contraté dos espacios en el recinto de la Feria, con la finalidad de presentar la exhibición venta de los libros de mis representados. Este contrato se concretó el 29 de mayo, así aparece en los documentos oficiales y en estricto cumplimiento del reglamento de la Feria, pagué la primera cuota con anticipación por ambos ambientes.

–Pero ahora saben que no se respetará ese acuerdo.
–Jurídicamente hablando, lo que ha ocurrido es que el 9 de mayo se perfeccionó el contrato de arriendo a favor de PEISA. Pero, la Cámara Peruana del Libro, trece días después de finiquitado el asunto, me comunicó que el Consejo Directivo había evaluado la solicitud y, por suposiciones que niego, haber subarrendado los espacios a terceros, que dice que no forman parte de la Cámara, así pretenden despojarnos de esos estantes.

–¿Qué van a hacer ahora?
–He contestado negando esa suposición y aclarando que los editores que represento conforman la Alianza Peruana de Editores. He señalado que no hay tal arriendo, que mis representados tienen todos los derechos. Es más, como editor, igual que asociado de la Cámara, exijo que se respete el contrato. He suscrito una carta notarial, pero la Cámara no ha contestado.

–¿Qué van a hacer frente a ese silencio?
–Bueno, hemos tomado acciones legales. Esta arbitrariedad vulnera mi legítimo derecho de asociado de la Cámara Peruana del Libro, de mantener bajo mi cargo los stand que arrendé y están a nombre de PEISA. Este es un abuso grave, una acción en contra de mis derechos. Tampoco voy a renunciar a representar a la Alianza.

–Entonces, la idea es participar de todos modos.
–Sí, esperamos que haya una resolución ya sea por la vía del diálogo, por mandato de la autoridad administrativa o judicial que corresponda, pero esta acción tiene que corregirse de inmediato. He presentado toda la documentación que es copiosa, sé que me asiste la razón y el derecho. Mis colegas de la Alianza están en vigilia.


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.