Ernesto nos regañó en las entrañas del monstruo

Durante el mes de enero esta gloria nacional se reunió con la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y con su representante Enrique Santos, el famoso vocero de los paramilitares colombianos y el más añejo vocero de la perversidad derechista de Colombia. Santos es hermano del vicepresidente y del ministro de Defensa, ambos compinches de Uribe y promotores de la represión en ese país.

Por Diario La Primera | 22 feb 2009 |    
Ernesto nos regañó en las entrañas del monstruo
Famoso autor de Epigramas.
Ernesto Cardenal en este momento es una de las voces más lúcidas de la poesía castellana, tanto por su calidad como por el escenario de la revolución sandinista.

Para tener una idea de con quien se reunió Ernesto y de paso otros “izquierdistas” (les ruego ponerlo entre comillas) les hablaré a mis lectores sobre la SIP. A nadie le cabe duda de que fue el puesto de mando del imperio para enaltecer las agresiones contra Irak, Afganistán y para excusar posibles agresiones a Irán, Venezuela, Bolivia y Nicaragua.

La SIP, desde luego, menea la cola como los lobos cariñosos, para desgarrar a dentilladas la realidad y pintar el dolor, la agresión y la mentira, con los colores del arco iris.

La SIP es un lobo con piel de lobo. No disimula representar a los millonarios defensores de las posiciones más abyectas de la ultraderecha mundial. Son los peores enemigos de la verdadera libertad de expresión, teorizan con inaudito cinismo sobre una pretendida imparcialidad y han elaborado una doctrina sobre “objetividad”, la cual ha sido una libidinosa forma de engañar a sus lectores o escuchas; son maestros en el arte de la auto-censura, así como catedráticos en ocultar o tergiversar noticias dándoles, con la habilidad de Mandrake el mago, apariencia de imparcialidad.

Hacen creer que son los dueños de la verdad: “Si la Prensa” le dice es verdad, si es verdad lo dice “La Prensa”. Esta filosofía es común en los grandes diarios de nuestro continente.

No es para nada ocasional que en las páginas de las rotativas de los millonarios SIP, hagan aparecer como dictadores, malvados, y hasta ladrones, a los gobernantes que decidieron rebelarse. Tengo la lúcida impresión que el más castigado -a lo mejor lo consideran el más vulnerable-- por la infamia informativa, es el FSLN y el presidente Daniel Ortega. Más que Chávez, Fidel, Evo y Satanás.

Cardenal se reunió con el máximo representante de la SIP, presidente honorario vitalicio -como el Papa-, quien es amo del consorcio Schurz Communications Inc., dueño de 13 diarios, 7 semanarios, 13 estaciones de radio, dos compañías de cable, un directorio telefónico, una compañía impresora y negocios en 12 estados de Estados Unidos.

El actual presidente de la SIP es el “pobrecito” Earl Maucker, dueño de uno de los imperios mediáticos más grandes del mundo.

Todos los diarios de la derecha latinoamericana -con alguna excepción para disimular-, son miembros de la SIP. No hay un solo diario oloroso a izquierda o a decencia, miembro de tan famosa sigla.

La asistencia a esta organización de Ernesto es, en la práctica, una apología a este monstruo (por su tamaño y por su conducta).

En este antro nos regañó nuestra gloria poética. Debe haberse sonrojado la Hora o y, si lo supo en el más allá, debe haberse suicidado de nuevo Marilyn Monroe.

En nombre de quienes admiramos su poesía, poeta, no nos falte al respeto.

Tomás Borge
Colaborador


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.