Elefantiasis literaria

La elefanta Flor es un personaje típicamente latinoamericano que no conoce sus orígenes. El circo donde trabaja, y con el cual viaja por todo el mundo, quiebra en Iquitos, y todos los animales no saben a dónde regresar, no saben de dónde son. Ella viaja por la sierra, por la selva, y descubre algunas habilidades suyas que van desde su predisposición para la agricultura hasta su condición para ser una elefantataxi.

| 15 setiembre 2011 12:09 AM | Cultura | 2.1k Lecturas
Elefantiasis literaria
En este libro, un paquidermo viaja por el Perú en busca de su destino.
Su gusto por los elefantes ha llevado a Miguel Ángel Vallejo Sameshima a hacer de un paquidermo un personaje literario.

Más datos

DATO

“La elefanta Flor busca su hogar” (Altazor, 2011) fue publicado a mediados de año, y será presentado nuevamente hoy, a las 7 p.m., en el Icpna de Miraflores (Av. Angamos Oeste 120), por el periodista José María “Chema” Salcedo y Willy del Pozo, editor de Altazor.
2180

Miguel Ángel Vallejo Sameshima ha escrito esta obra pensando en los niños a partir de los ocho años de edad. Eligió el paquidermo como protagonista de su libro porque tiene un fetiche con los elefantes: “Colecciono peluches, estatuas, artesanías de madera, de cristal, peluches, varios juguetes…” teniendo al elefante como motivo”. El gusto por el Cementerio de los Elefantes, llamado así el estadio Colón de Santa Fe, en Colombia, fue el inicio de esa relación ‘elefantiásica’ que ha llevado de la realidad a la ficción.

“Los elefantes tienen una adolescencia como la humana”, dice Vallejo, “sobre todo, los machos, que tienen un año en que se vuelven locos porque se les alborotan las hormonas. Tienen dos idiomas: el que podemos escuchar y otro cuyas ondas no las escucha el ser humano, y, al parecer, ahí comunican cosas más profundas como sensaciones que les permite transmitir memoria entre generaciones. Aunque son pesados, pueden correr hasta 50 kilómetros por hora”.

La elefanta Flor lleva ese nombre por una secreta habilidad: ella puede transformarse en una flor, la flor más grande del mundo. Vallejo no pensó hacer una serie sino hasta el final de esta primera novela. En el segundo título, anuncia, Flor se encontrará con una elefanta similar en la India. La tercera estadía sería en el Congo. Y la cuarta tratará sobre pequeñas historias de viajes por el mundo.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD