El Proceso Vallejo

Germán Patrón Candela era una persona culta, signada por una actitud filosófica, humanista y solidaria. Esa es la razón que lo impulsó a trabajar sin descanso para reivindicar a César Vallejo, cuando todavía no había alcanzado la nombradía universal que ahora tiene. Le gustaba decir que el momento más grande de su vida, fue cuando finalmente pudo visitar la tumba del poeta, en Montparnasse.

| 25 abril 2008 12:04 AM | Cultura | 1.4k Lecturas
El Proceso Vallejo
Germán Patrón Candela, vallejiano, siempre.
Es imposible escribir acerca de César Vallejo sin conocer el libro de Germán Patrón Candela. Fue el primer presidente elegido del Instituto de Estudios Vallejianos.

Más datos

DATO

Germán Patrón Candela (Puno 1917-Trujillo 2001). Su libro El proceso Vallejo (Universidad Nacional de Trujillo 1992), es el más doloroso documento en torno a su injusto encarcelamiento.
1483

A lo largo de su límpido libro demuestra que: “César Vallejo, durante los luctuosos sucesos de Santiago de Chuco, se concretó a asesorar al subprefecto Ladislao Meza, quien requería de sus servicios, por la complejidad y gravedad de los hechos, dada la preparación como alumno del tercer año de jurisprudencia de la Universidad Nacional de Trujillo, colabora con las autoridades en redactar los partes, denuncias y despachos telegráficos, con la mayor claridad y términos apropiados”.

Debido a su formación aca-démica, es posible leer una amplia documentación en referencia a la defensa de Vallejo, de parte del abogado Carlos C. Godoy como de él mismo. Sin embargo, Germán Patrón solía insistir en la necesidad de tener en cuenta el asesinato de Lozada, todo para “tener una razón jurídica”, en vista de que no había prueba alguna contra Vallejo.

“La mayor irregularidad – asevera Patrón - es la declaración instructiva de Pedro Lozada, que el juez Iturry recibe sin nombramiento de defensor ni presencia del promotor fiscal que sirve de fundamento para dictar detención definitiva contra Cé-sar Vallejo, con fecha 31 de agosto de 1920, no obstante que Pedro Lozada es un avezado criminal que no merece credibilidad y niega haber declarado; que fuga de la custodia de los gendarmes que lo conducían a Trujillo por orden del Tribunal Correccional. Luego es asesinado, para evitar que se compruebe la falsedad de su declaración, único fundamento para la detención de César Vallejo”

En fin, Patrón demostró honestidad intelectual y fidelidad a la memoria de Vallejo. El proceso Vallejo, por eso, es un libro alucinante y horrendo, es también una muestra del odio de un juez a un poeta, pero sobre todo demuestra lo injusto que fue el Poder Judicial.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD