El fugitivo atrapado

Héctor Vargas Haya y Alberto Borea coinciden en señalar que Omar Chehade, escogió la dignidad frente a la obsecuencia, en la extradición del prófugo Alberto Fujimori.

Por Diario La Primera | 24 jul 2008 |    
El fugitivo atrapado
(1) Omar Chehade autor de Atrapando al fugitivo. Memorias de la extradición de Alberto Fujimori. (2) Alberto Fujimori ante los tribunales peruanos.

Más datos

DETALLE

Omar Chehade (Lima-1970), fue jefe de la Unidad de Extradiciones de la Procuraduría Ad Hoc. Ahora escribe un libro que ampliará su trabajo de extradición.

- ¿En qué consistió su trabajo?
- Consistió en reforzar los cuadernillos de extradición, presentar la mayor cantidad de pruebas, coordinar con el estudio del doctor Alfredo Echeverry, en Chile. Evidentemente, hacer un trabajo efectivo, el que nos propusimos en la Procuraduría para sensibilizar a la opinión pública nacional y mundial, así como a jueces chilenos sobre el perfil del extraditable.

- En su libro habla de serias oposiciones.
- Hubo una falta de voluntad del partido del gobierno, del Partido Aprista. No hubo de parte de Alan García un compromiso para delinear estrategias jurídicas de fondo para extraditar a Alberto Fujimori. Nunca nos llamó, no nos convocó ni a Palacio de Gobierno, ni él ni la ministra, ni el presidente del Consejo de Ministros, no hubo interés para extraditar a Fujimori.

- ¿Cómo es que el Estado peruano puso dificultades?
- Bueno, puso dificultades prohibiendo nuestra presencia en los medios de comunicación, mostrando fastidio, llamándonos la atención por ciertas declaraciones que hacíamos. Pero sobre todo, hubo una absoluta falta de interés, por parte del gobierno.

- ¿Fue un acto eminentemente jurídico?
- La extradición si bien es un acto esencialmente jurídico, tiene un soporte político porque se hace de Estado a Estado. Es decir, un gobierno solicita a otro la extradición, el otro accede a través de su Corte Suprema, pero también con participación de su Consejo de Ministros. Si Chile se daba cuenta que el Estado peticionante no tenía ningún interés en extraditar a Fujimori, estoy seguro que el día de hoy no estuviera compareciendo ante los tribunales peruanos. Esa tarea no la hizo el gobierno peruano, fue el trabajo de la Procuraduría anti corrupción con un pequeño grupo, en que el estuvo el doctor Briceño y naturalmente contó con mi contribución.

- ¿Qué piensa usted ahora?
- Me siento muy contento y feliz por haber conseguido la extradición de un ex dictador que cometió graves delitos contra la humanidad, delitos de lesa humanidad, delitos de corrupción y formó una organización delictiva con Montesinos, Hermoza Ríos y la cúpula militar, para enquistarse en el poder y realizar delitos graves.

- Como jurista, ¿qué sucederá con Fujimori?
- Debe ser condenado en calidad de autor mediato por haber digitado y ejecutado una política nefasta de Estado, el terrorismo de Estado, la guerra sucia y ejecuciones extra judiciales; por haber fomentado escuadrones de la muerte y realizado, lo que en inteligencia se llama, guerra de baja intensidad. Había dos respuestas del Estado, una oficial y heroica y la otra a cargo de los escuadrones de la muerte, la que aplicaba la guerra sucia.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.