El desaparecido

Carlos Alberto Camasca Francia ha publicado el libro: El desaparecido. Se trata de una colección de cuentos y testimonios relacionados con la administración pública, donde lo inimaginable es una dura realidad.

| 31 marzo 2008 12:03 AM | Cultura | 957 Lecturas
El desaparecido
Carlos Alberto Camasca Francia, narrador.

Más datos

DATO

Carlos Alberto Camasca Francia (1958-San Vicente de Cañete), es trabajador social, egresado de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, ha hecho un post grado  de gerencia social en la Federico Villareal.
957

–¿Por qué escribe así?
–No basta observar la realidad social, hay que retransmitirla. La gente debe saber que existen otros grupos o clases sociales con conductas, idiomas, aspiraciones, costumbres y economías diferentes. Los trabajadores sociales al estar en contacto con diversas expresiones culturales, podemos exponerlas y contribuir a generar una conciencia ciudadana.

–Hay una propuesta ética en el libro
–Se describe y demuestra la existencia de una diversidad sociocultural en el país. La gente tiene derecho de conocerla para construir un país próspero, emprendedor y con justicia social. Se cuestiona toda conducta negativa que favorece a unos en desmedro de otros y, contribuye a su erradicación como práctica social. Muchas veces la realidad es más rica que la imaginación, que la propia ficción. El cuento se alimenta de ambas vertientes.

–¿Qué significa Holga Pérez?
–Valoración de los miles de empleados públicos que desarrollan denodados esfuerzos en pro del bienestar de la población. También es una radiografía de burócratas que confunden cultura de las reglas con “cultura del arreglo” a través de la corrupción, obsequios, sobornos, compadrazgos, favores políticos, paisanaje, acomodos, concursos amarrados, etc. Perjudicando a miles de ciudadanos que aspiran a un justo desarrollo personal.

–¿Qué ámbitos abarca el libro?
–Abarca ambientes sociales ubicados en la costa, sierra y selva. Los nativos, obreros, empleados y supervisores petroleros, empleados públicos, estudiantes y docentes universitarios, peones agrícolas, trabajadoras sexuales, docentes de educación inicial, profesionales de la salud, infantes, adolescentes, jóvenes, adultos y adultos mayores, entre hombres y mujeres, todos desfilan por las narraciones.

–Parecen cuentos testimoniales.
–Son cuentos modernos que recrean la realidad social, surgen de ella, tan retratan y describen en forma creativa y fantasiosa. Sus líneas se basan en datos reales y vigentes. En ellas, damos vida, informamos y perpetuamos las vivencias de la gente común que se desplaza en el Perú del presente siglo.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD