El cholo Julián Huanay

El novelista, narrador y escritor Miguel Arribasplata Cabanilllas (San Pedro-Cajamarca 1951), ha publicado Julián Huanay y la literatura proletaria en el Perú. Se trata de un libro fundamental de un innato narrador taxista.

| 14 marzo 2008 12:03 AM | Cultura | 17k Lecturas
El cholo Julián Huanay
Miguel Arrisbasplata, escritor y docente universitario.
17083

-¿Cómo Huanay concilió sindicalismo y literatura?
-La época que le tocó vivir a Huanay, exigió a los intelectuales al servicio de las causas proletarias fundirse en la acción y organización sindicalista. Huanay sufrió la represión del gobierno de Odría y fue recluido en El Sexto; ahí escribe y lee más. El compromiso con su clase hace que su vocación se vuelque al servicio del pueblo oprimido.

- ¿Por qué llamas literatura proletaria, cuál es su característica?
-En el Perú surge un tipo de literatura que reflejó las aspiraciones y la vida de la clase obrera; cobró auge en la lucha por las 8 horas de trabajo y por el derecho a organizarse. Es realista, hecha en función de la lucha del proletariado, tiene alto contenido político, clama contra la explotación y la injusticia, posee gran dosis de humanismo, tiene “mensaje”, es clasista, testimonial. Retoño, Suburbios, Tungsteno, son claros exponentes.

-¿Tuvo conflictos con el lenguaje?
-Sí, sobre todo con la gramática; al conocer a su futura esposa, Carmen Iturrizaga, ésta le corrige sus cartas y escritos; decide tener más cuidado con lo que escribe.

-¿Qué significa Huanay para la literatura peruana?
-El aporte al arte humanista, la vivencia y la moral de la clase obrera, con su optimismo socialista, su solidaridad y sus aspiraciones de cambio a través de los héroes anónimos del trabajo y la lucha por la vida.

-¿Qué escribes y qué lees ahora?
-Trabajo como lo hago siempre sacando tiempo al tiempo. Escribo una novela titulada Puñales de Viento, ambientada en Apurímac, como reconocimiento a la Universidad Tecnológica de los Andes y a los hervores tempestuosos que le tocó vivir al poblador de la sierra sur. Leo El pacto con el diablo, de Miguel Gutiérrez: verdadero aprendizaje para escribir y leer como actos de vida. También Retablo de Julián Pérez: renovación y gran acontecimiento novelístico de la literatura ambientada en el mundo andino; es un escritor de grandes universos y voces. También leo a Pamuk y Kertesz. Me gusta la ternura muy peruana de La niña mala, mas no su final.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD