El Chavo del ocho

El insoportable, inefable comediante mexicano El Chavo del ocho, ha sido solemnemente distinguido por el Congreso de la República del Perú y la Municipalidad de Lima Metropolitana. A esos penosos pero explicables actos político-culturales, se ha sumado el presidente de la República, señor Alan García.

Por Diario La Primera | 28 jul 2008 |    
El Chavo del ocho
“El Chavo del ocho”, distinguido por el Estado.
¿Por qué el Congreso, la Municipalidad de Lima y el presidente García distinguen a El Chavo del ocho? Todo se debe a una equivocada praxis de política cultural.

Más datos

DETALLE

El Estado se rinde ante El Chavo del ocho, pero se negó a concederle una pensión de gracia, al gran poeta peruano Alejandro Romualdo.

Esas acciones públicas, debidamente analizadas, demuestran la concepción y práctica de una política cultural absolutamente equivocada, de parte del Estado peruano. Resulta un insulto y desprecio al sistema educativo, a la niñez y a la cultura peruana. Pero, traducen los criterios con que se gobierna, la ausencia de valores humanos, ciudadanos, cívicos y éticos.

¿Qué han aprendido los niños peruanos de la filosofía y axiología que transmite el mexicano Chavo del ocho? Se ha dicho: “Se trata de un cómico que hace reír de verdad”. “Le debemos mucho porque nos ha hecho pasar momentos inolvidables”. En fin, sólo ha faltado que se aseverara una evidente superioridad frente a Cantinflas y Charles Chaplin.

Ningún argumento ha convencido para justificar una serie de acciones oficiales. Sin embargo, ha servido para convencernos una vez más, respecto a la ausencia de un mínimo respeto a los niños peruanos y que hay un erróneo concepto de educación, de formación de valores a través de los medios audio visuales.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.