El “Chavín” de Federico Tarazona

Federico Tarazona (1972), charanguista, compositor, luthier y guitarrista peruano, fue galardonado por su obra “Chavín” con el primer premio en la 5ta. edición del Concurso Internacional de Composición “Casa de las Américas 2013”, en La Habana (Cuba) el pasado 12 de abril.

| 29 abril 2013 12:04 AM | Cultura | 2.3k Lecturas
Federico Tarazona pide apoyo del Estado para los artistas peruanos.
El compositor peruano Federico Tarazona habla sobre el premio Casa de las Américas que recibió recientemente por su obra “Chavín”.

Más datos

Hay buen momento

-¿Cómo ves el medio musical académico en el Perú en el campo de la creación y la difusión?
-Vivo fuera del Perú hace 15 años y mi relación artística con él en el ámbito musical ha sido muy distante. Sin embargo, veo que la creación atraviesa por un buen momento: existen compositores peruanos de muchísimo talento en el Perú y el extranjero. Pero la difusión continúa siendo un problema, y no solo por la falta de apoyo de los medios de comunicación, sino también por el mismo hecho de que el músico académico en el Perú manifiesta muy poco interés por la música de los compositores actuales. De esta manera, el compositor se encuentra con un doble problema para la difusión de sus obras. Hay compositores en el Perú que nunca llegaron a escuchar lo que escribieron. Yo casi fui uno de ellos.
2371

Tarazona inició su formación académica en el Conservatorio Nacional de Música de Lima (1995) y la continuó en diferentes conservatorios de países como Rusia, Alemania, Francia y Canadá, donde actualmente reside (Québec). Lo han premiado la Universidad Nacional de Educación Enrique Guzmán y Valle - La Cantuta (2005) y la U. Ricardo Palma (2009), así como el Viceministerio de Educación del Perú (2009), etc.

Y ahora, La Habana lo premia con el Casa de las Américas por una pieza que pertenece a la categoría de la música académica contemporánea, escrita para ensamble de ocho instrumentistas: flauta, clarinete, percusión 1 (crótalos tibetanos, claves, maracas, cajas chinas, redoblante, bombo de orquesta), percusión 2 (platillo suspendido, gong, vibráfono), hatun charango, piano, violín y violoncello.

–¿Por qué el nombre de “Chavín”?
–La concepción estética de la obra proviene de mi imaginación y reflexión sobre la arquitectura del templo de Chavín de Huántar, que parte de imágenes y percepciones creadas desde mi experiencia in situ. Con las estructuras sonoras creadas intento hacer una descripción imaginaria del fenómeno acústico producido al interior de este gran monumento arquitectónico.

–¿Con cuántas obras musicales compitió?
–La obra fue presentada con el seudónimo de Iskonawa. Compitió con 42 provenientes de América del Sur. El jurado estuvo integrado por los destacados compositores Carlos A. Vázquez (Puerto Rico), Rodrigo Sigal (México), Alfredo Rugeles (Venezuela), José Loyola y Guido López-Gavilán (Cuba). Este premio me honra no solo por el prestigio que tiene en América Latina, sino también por venir de un país por el que tengo una gran admiración y respeto.

–¿Por qué involucras elementos andinos en tu creación académica?
–Integrar elementos andinos o de la cultura peruana en general en mi creación musical no es una búsqueda, sino el resultado de una vivencia que aflora y se manifiesta espontáneamente en mi proceso creativo. Por otra parte, esto no se manifiesta como una evocación romántica o lirismo musical andino. Yo no me sirvo de la música peruana para crear mi obra, no uso elementos del huaino ni de la marinera para estructurar una pieza musical. Me sirvo de instrumentos e imágenes de nuestra cultura, principalmente andinos; el primero, me proporciona el material sonoro que necesito, y el segundo me inspira, me da ideas con las cuales creo la forma musical. .

–¿Qué le auguras a la música académica en el Perú?
-Va por buen camino. Cada vez surgen nuevos talentos, pero es lamentable que la mayoría se va y no piensa volver. Los artistas de formación musical académica que hemos salido del Perú vivimos en el extranjero como en una especie de asilo cultural, donde nunca se pierde la esperanza de volver para compartir con los jóvenes lo que hemos aprendido. Ojalá que las autoridades del país algún día se den cuenta de que más allá del espectáculo existe también algo que se llama arte.


Gloria Cáceres
Desde París


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

0.991652011871