El arte con sangre, sudor y lágrimas

Un gran crítico de arte, le dijo alguna vez: a mí no me interesa si usted pinta con el ojo, la nariz, el codo o con el pie. A mí, me importa el resultado. Y sus obras son geniales, y el mérito es doble, por la forma en que lo realiza.

| 01 abril 2013 12:04 AM | Cultura | 1.8k Lecturas
El arte con sangre, sudor y lágrimas
Ejemplo a seguir, Félix Espinoza es un artista que ha modelado su vida ante la adversidad.
Félix Espinoza Vargas, miembro peruano de la Asociación de Artistas Pintores con la Boca y con el Pie, fue invitado a exponer sus obras en Cuba.

Más datos

EXPOSICIÓN

Con un cóctel de bienvenida en el Hotel “San Felipe y Santiago de Bejucal” comenzó el itinerario de Espinoza en Cuba, el sábado. Hoy inaugura la Exposición “Amor a mi patria Perú” en la Galería de Exposición Antigua Cámara de Representantes, en el Centro Histórico de La Habana. Su agenda continúa hasta el próximo lunes, en el que incluye entrevistas, charlas, conferencias y encuentros con embajador de Perú en Cuba, así como representantes de centros culturales en ese país.
1806

Se levanta, se peina, se afeita, se viste; si el tiempo es el adecuado, va a la playa y nada durante algunas horas, regresa a su casa en Punta Hermosa, se sumerge en su taller y empieza el trabajo que más le apasiona: pintar.

No solo pinta. También talla madera, realiza trabajos de serigrafía, litografía, elabora cuadros con una técnica propia que consiste en espolvorear arena de colores sobre una madera untada en goma.

Nada en Félix Espinoza Vargas es atípico, a no ser, su constante buen sentido del humor, su extrema amabilidad y un pequeño detalle: no posee ambas manos y carece de una pierna.

Agenesia, se llama la enfermedad que padece Félix desde su nacimiento. No posee las características físicas de una persona normal, pero esta carencia potencializó su sensibilidad artística, su amor a la vida hicieron de él una persona con una constancia capaz de derrumbar todo impedimento.

“No tengo los brazos y una pierna desde nacimiento, quizás por eso se me hizo más fácil adaptarme a mi realidad. Muchos mormones y evangélicos me dicen: señor, usted sabe que Dios le puede poner manos y pierna. Yo le respondo: Si Dios me pone manos, me volvería inútil, no sabría qué hacer con diez dedos”, dice.

Estudió arte en la Pontificia Universidad Católica del Perú. Posteriormente estudió en Inglaterra y EEUU y México. En Cuba, recibió un curso de litografía. Cuando finalizó este taller y los 70 participantes expusieron sus obras, la de Félix destacó sobre las demás, había desnudado en la piedra la mayor cantidad de tonalidades de grises, convirtiéndose en el ganador indiscutible.

Quizás la más dolorosa prueba fue aprender a tallar. Tallar como si de un pájaro carpintero se tratase, con el formón entre los labios. Fue tan doloroso como si se estuviera esculpiendo él mismo su rostro. Literalmente, aprender a tallar le costó sangre, sudor y lágrimas. El resultado final: labios destrozados, boca llagada, un diente menos, y varias semanas alimentándose de sopa.

Félix es consciente que el secreto de su éxito es su constancia.Se impuso el riguroso método de trabajar un mínimo de ocho horas diarias, sin importar los domingos y feriados.

Félix ha ganado ocho premios artísticos y ha realizado más de 100 exposiciones en todo el mundo, como España, México, EEUU, Rusia, Alemania, Inglaterra, entre otros.

Expuso en el museo del dibujo de Alemania, donde sus obras se mezclaron con los dibujos de Leonardo Da Vinci, Miguel Ángel, Picasso, entre otros. En julio, la embajada peruana de Rumania, lo invitó a exponer en una galería muy importante que se llama “Casa del Pueblo”.

Hace dos años se celebró los 50 años de los artistas que pintan con la boca y con el pie, fueron invitados 400 artistas de todo el mundo, en representación del Perú fue Félix Espinoza.

Integra desde hace 15 años la Asociación de Artistas Pintores con la Boca y con el Pie (AAPBP), con sede en Suiza, y trabaja con editores de más de 40 países para poder realizar las reproducciones de las obras y comercializarlas en forma de impresiones artísticas, postales y calendarios.

El director de la AAPBP en Perú, Carlos Navarro, señala que trayectoria de Espinoza es reconocida en el mundo entero, siendo seleccionado todos los años para que sus pinturas formen parte de los calendarios que editan. Navarro afirma que AAPBP busca personas con discapacidad que estén interesadas en dedicarse al arte. Ellos les proporcionan materiales y los capacitan, si tiene las cualidades son seleccionados e ingresan a la Asociación.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD