Edwards: un cura abusó de mí

 

| 11 noviembre 2012 12:11 AM | Cultura | 818 Lecturas
Edwards: un cura abusó de mí
El Premio Cervantes 1999 y actual embajador de Chile en Francia, hizo revelaciones sobre una violación a sus 11 años de edad.
818

Cuando tenía 11 años de edad, Jorge Edwards era un niño engreído y al que la vida le sonreía, y estudiaba en el Colegio San Ignacio, uno de los más exclusivos de la capital chilena. Entonces no pensaba que justamente un sacerdote, un hombre de bien, cometería semejante injusticia con él. Tras 70 años de ese episodio, los recuerdos de ese abuso sexual aún regresan a él.

Estas declaraciones las dio en un programa de Televisión Nacional, canal de Chile, su país natal, a donde ha regresado por un tiempo para presentar “Los círculos morados”, el primer libro de memorias en el que, al parecer, recuerda este pasaje infausto de su infancia y que presentará el sábado en la Feria Internacional del Libro de Santiago.

“La pedofilia de los curas es un tema que ha salido en Estados Unidos, en Austria, en todos lados. Ha salido lo de Karadima acá y me dije por qué no voy a contar esta historia”, confesó: “El cura estaba loco, era un loco sexual”.

El sacerdote de apellido Cádiz dejó un recuerdo amargo que solo pudo superar entonces con el ingreso a su colegio de otro jesuita, Alberto Hurtado, declarado santo en 2005, y que “suavizó las costumbres” en el colegio, e “hizo una cosa bien insólita porque autorizó a los chicos de cuarto año para arriba a fumar”, durante el recreo.

“Me enseñó a mirar la injusticia social en Chile”, dijo Edwards en esa entrevista televisiva: “Yo era un niño pituco (de clase alta), llegaba peinado a la gomina al colegio, pero vi los niños debajo de los puentes. Así que en mi formación hay un elemento social chileno que me lo enseñó Hurtado”.

En los últimos dos años se han incrementado las denuncias por casos de abusos sexuales en Chile, que incluye a sectores de altos ingresos económicos y ha involucrado a conocidos miembros de la Iglesia. Uno de los casos más notorios, al que aludió Edwards, es el de Fernando Karadima, un influyente sacerdote octogenario que formó a cinco obispos y al que el Vaticano consideró culpable de abusos sexuales y condenó solamente a llevar una vida de oración y penitencia.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD