Crónicas e historia de nuestro altiplano

El Boletín de Lima, como dice su director Fernando Villiger, decidió descentralizar su trabajo y dedicar el volumen XXX, N 151, (año 30), a la historia y riqueza cultural del Altiplano Peruano (Puno).

Por Diario La Primera | 26 febrero 2009 |  1.2k 
Crónicas e historia de nuestro altiplano
Boletín de Lima, ahora del eje a la periferia.

Más datos

DETALLE

El Boletín de Lima, es una revista científica cultural. Órgano de la Asociación Cultural “Boletín de Lima A. A C.“. Cada año aparecen cuatro números dedicados siempre a distintos temas.
1201  

Es preciso saludar a los directivos del Boletín de Lima, debido a que han decidido dejar de ver al Perú desde los escritorios, para trabajar teniendo en cuenta la dura realidad social. Este hecho marca una distinta visión, un nuevo tratamiento y convencimiento de que el Perú es un tejido social fracturado.

El número 151 trae entre las notas y documentos: De la crónica periodística, Un oracional aymara del siglo XVII (facsimilar), Doce cuentos de Taquile contados por Lino Huata, Puno en las fotos de A. Ratti (1910-1920), Ritos y caminantes: F. Villiger. Artículos: Pucará. Antigua civilización altiplánica: Clark Erickon. Hallazgos arqueológicos en Taraco, Huancané: Francisco Mostajo. Una estela monolítica de Taraco: Sergio Chávez y Karen Mohr. Las chullpas de Sillustani: encuentros y desencuentros: Roger Ravines. Cerámica altiplánica en Arequipa: Marco López. Juli y sus templos: Horacio Urtega, Alberto Cuentas, Ricardo Mariátegui O. Antropometría del hombre del altiplano: J. Vellard. Algunos datos antropológicos del indígena puneño: José Marroquín. Puno. Economía y sociedad en la década de 1950: Richard P. Schaedel. La isla Amantaní: José Matos Mar. El lago Titicaca y sus recursos: Roberto E. Cocker. Fósiles en el departamento de Puno: José Balta. Además de una incompleta bibliografía sintética de Puno: 1860-1990 a cargo de H. Sánchez y F. Villiger.

En lo referente a las fotos de A. Ratti, hay un error. En la página 30, aparecen dos fotografías, la de la parte superior corresponde a Puno. Pero la segunda no es la “Plaza principal de iglesia de Huancané”. Se trata de la plaza y el templo de Moho. La prueba es que la torre que se aprecia en la foto, al lado derecho, aún subsiste. La torre del templo de Huancané estaba situada a la izquierda.

Menos mal que no se incluyó un artículo de J. Vellard en el que sostuvo que había uros contemporáneos cuando se trata de aymaras y lejanos descendientes de ellos. Lo peor es que aseveró que los antiguos uros tenían sangre negra. Esas afirmaciones suscitaron respuestas duras y violentas.
Referencia
Propia

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
    Loading...

    Deje un comentario