Clorinda Matto de Turner

Han pasado cien años del fallecimiento (1909) de una mujer ejemplar y combativa, pero su voz perdura a través de sus obras y el tiempo. Su nombre se escribe en el lienzo de la memoria social y ya nadie recuerda a quienes la persiguieron, incendiaron su imprenta, excomulgaron y expatriaron. Así sucede con los personajes que pueblan la historia de las luchas sociales. También sus muertes sirven para educar a la conciencia colectiva.

| 30 octubre 2009 12:10 AM | Cultura | 5.3k Lecturas
Clorinda Matto de Turner
Fue una escritora clasificada en lo que ahora se llama intelectual antisistema. Se enfrentó al oscurantismo de su tiempo, por eso fue denigrada y desterrada.
5398

Clorinda Matto de Turner nació en Cusco (1852), fue determinante que viviera en la hacienda de sus padres donde conoció el dolor humano de campesinos pobres, niños pastores, mujeres, hombres abolidos y siervos de toda clase. Aprendió quechua y estudió en el Colegio de Nuestra Señora de las Mercedes, pero lo abandonó debido a la muerte de su madre. Se hizo cargo de sus hermanos menores, Ramón Segundo, Ramón Daniel y Ramón Hermenegildo Matto Usandivaras. En 1871 se casó con el comerciante, médico y hacendado inglés Joseph Turner y vivió en el pueblo de Tinta. Al morir su esposo diez años después (1881), se vio envuelta en problemas económicos y perdió gran parte de su herencia.

Desde entonces, (aquí sí se podría escribir: “lo demás es literatura”), todas sus experiencias le sirvieron para escribir su primer libro (1884) Tradiciones cuzqueñas, leyendas, biografías en hojas sueltas. Dos años después el segundo, al que le puso de título Tradiciones, crónicas y hojas sueltas. Luego su inmortal novela Aves sin nido, enseguida Índole. Finalmente Herencia. Fue redactora en jefe del diario La Bolsa (1884-85), en 1884 publicó Elementos de Literatura Según el Reglamento de Instrucción Pública Para Uso del Bello Sexo. Ese mismo año estrenó su tragedia Hima-Sumac o El secreto de los Incas. Drama histórico en tres actos y en prosa. Pese al odio oficial fue admirada debido a sus creaciones literarias, fundó la revista El Recreo, en la que publicaron consagrados autores de su tiempo como Juana Manuela Gorriti, Ricardo Palma, Rufino José Cuervo o Fernán Caballero. Fue editora de diarios y ediciones literarias como La Bolsa, El Perú Ilustrado y Búcaro Americano, tradujo los Evangelios al runa simi.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario