Clase maestra

Ernesto Ráez dicta el taller gratuito “El Teatro de aula como estrategia pedagógica”, este sábado, auspiciado por la Universidad de Ciencias y Humanidades y la Municipalidad de Comas.

| 09 noviembre 2011 12:11 AM | Cultura | 2.3k Lecturas
Clase maestra

Más datos

DETALLE

El taller gratuito “El teatro de aula como estrategia pedagógica” será desarrollado el sábado, de 9 a.m. a 12 m. en el Auditorio Principal “Aurelio Miró Quesada” del Palacio Municipal de Comas (Alt. km. 11 de Av. Túpac Amaru).
2323

Para quienes aman el teatro, Ernesto Ráez es una figura primordial. Se ha dedicado a ese arte desde que tenía cerca de diez años de edad, cuando empezó a ver teatro seriamente. Se inició con la temporada inaugural de la Compañía Nacional de Comedia, en 1946. Su padre lo llevó a ver “El barquero y el virrey”, de Manuel Nicolás Corpancho, protagonizada por Aquiles Guerrero y dirigida por Edmundo Barbero. Ese encuentro con la dramaturgia lo marcó lo suficiente como para abandonar Medicina en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y escoger el teatro en la Escuela de Arte Escénico. ¿Qué recompensas obtuvo?

—Cuando el camino que elegimos nos realiza como seres humanos, recibimos la mayor recompensa del mundo —explica.

Su vocación docente, confiesa, se inició desde niño, porque enseñar era su manera de estudiar. Reunía a sus compañeros y les hablaba de las clases. De pasada, afirmaba sus conocimientos.

—Lo hice en el Centro Escolar 431, del Rímac, en el Colegio Nacional Nuestra Señora de Guadalupe, en la Escuela Nacional de Arte Escénico y en la Universidad de San Marcos. Ser buen profesor es el mayor orgullo de mi vida o, mejor dicho, tratar de ser un buen profesor. Todos los días se aprende esta maravillosa profesión.

Ligado al grupo Histrión de los hermanos Velásquez Quevedo, uno de los grandes grupos de los años sesenta, conjuntamente con la Asociación de Artistas Aficionados y el Club de Teatro, recuerda que construyeron un escenario rodante con el que se podía ofrecer un espectáculo en cualquier lugar.

—Se hizo una gira a Santiago de Chile y fuimos recibidos y despedidos como un gran grupo teatral. De la categoría teatral de Histrión habla el recuerdo de “Marat-Sade”, de Peter Weiss, que, puesta en escena en 1968, hasta ahora se recuerda como uno de los grandes montajes teatrales de nuestra historia.

La profesionalización

—Lo que lleva a que esté dedicado al teatro al nivel profesional es su entrega seria y disciplinada al perfeccionamiento. Algunos son de formación académica y otros se forjan en la práctica. Para esto hay cada día mayor número de maestros. En todo el Perú hay una distinguida generación de maestros que frisan en estos momentos más de cuarenta años de edad y muchos años en el teatro. Este año el Teatro de la Universidad Católica ha celebrado cincuenta años. Y grupos como Yuyachkani y Cuatrotablas han celebrado cuarenta años de entrega. La lista es larga y estimulante.

Si sumamos a ello el teatro comunitario (teatro hecho por la población), la escena mejora. Ráez menciona que hay locales de teatro en el Rímac, Pueblo Libre, Magdalena, La Victoria y en los llamados pueblos jóvenes (solo contando Lima).

—Es el caso de la FITECA, la Fiesta Internacional de Teatro en las Calles Abiertas, en La Balanza de Comas. Este 2011 han cumplido diez años de labor ininterrumpida. La manera como han crecido Vichama y Arena y Esteras en Villa El Salvador es otro ejemplo. Esto es muy importante porque significa la descentralización de la actividad cultural y, por cierto, la cancelación de cualquier visión elitista de la misma.

Viajero empedernido, el maestro Ernesto Ráez habla también del “verdadero teatro peruano” y menciona a grupos de Piura, Lambayeque, La Libertad, Áncash, Ica, Arequipa, Tacna, Cajamarca, Huancavelica, Huánuco, Cerro de Pasco, entre otros. Considera que ya no hay lugar en el Perú donde no se haga teatro.

—Uno de los mejores grupos teatrales del Perú es Barricada, de Huancayo. Allí trabaja una actriz maravillosa que se llama Digna Buitrón; y dirige el gran maestro Eduardo Valentín Muñoz. El premio que le han dado es quitarle su local de funcionamiento. Y como no es Lima, nadie dijo nada. Los nombres son muchos y el espacio, demasiado corto.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo:


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD