Arguedas en quechua

Gloria Felicia Cáceres Vargas empezó, por los años 90, a enseñar quechua en la Universidad Nacional de Educación Enrique Guzmán y Valle y, después de 1999, en el Instituto Nacional de Lenguas y Civilizaciones Orientales (Inalco), en París.

| 03 noviembre 2011 12:11 AM | Cultura | 5.8k Lecturas
Arguedas en quechua
Gloria Cáceres aporta nuevos textos para educación bilingüe.
Gloria Cáceres presenta una traducción al quechua de los cuentos “Warma kuyay”, “Yawar wyllay” e “Hijo solo”, de José María Arguedas.

Más datos

DATO

El libro será presentado esta noche, a las 7 p.m., en la Escuela de Posgrado de la UNE: Calle Los Agrícolas 280, Urb. Las Acacias, La Molina (alt. cdra. 4 de Av. Constructores).
5846

En el desarrollo de sus clases reparó en que la enseñanza era incompleta porque al término de los cursos de gramática y conversación en quechua quedaba un vacío que solo se completaría con la lectura de obras en ese idioma.

“En el Perú como en otros países andinos la producción literaria en quechua está aún ausente, no hay mucho material qué leer”, dice Cáceres: “Todos sabemos que la lectura es uno de los medios para perfeccionar la lengua que aprenden, de disfrutarla en toda su dimensión. Esta carencia es la fuente de mi propuesta de traducción de las obras literarias de nuestros clásicos peruanos y también de otros escritores de la literatura latinoamericana y universal”.

Los estudiantes peruanos que han iniciado su escolarización en educación bilingüe intercultural enfrentan esta carencia. La autora considera que “escribir en quechua es importante porque solo así se garantiza su desarrollo y su supervivencia: “El quechua no debe quedarse como una lengua exclusiva del campo, de un grupo familiar y social. Debe cumplir otras funciones en la ciudad, debe estar presente en el sistema educativo, en los medios de comunicación y en otros espacios. He ahí nuestro interés: que el quechua cobre el estatuto de una lengua literaria; su universalización en un mundo global es necesaria”.

Esta obra le ha tomado varios años. Para esta traducción ha elegido la variedad del quechua ayacucho-chanca ,que es hablada desde el departamento de Huancavelica, Ayacucho y parte de Apurímac, dialecto “que se caracteriza por ser relativamente homogéneo. Como tal, la intercomprensión se extiende a los hablantes del quechua sureño”.

“Considero que muchos peruanos ya estamos en condiciones de leer y escribir en quechua que cuando lo escribió José María Arguedas”, resalta la autora: “No en vano hay programas de educación bilingüe intercultural. Empecé a traducir a Arguedas en el año 2002, cuando no tenía material qué leer en quechua con mis alumnos. Habíamos ya leído relatos de la tradición oral, pero era insuficiente”.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD