Mariposa Azul

Tarapoto es la puerta de enlace por vía terrestre con Yurimaguas y de allí por vía fluvial con Iquitos. Tiene parajes paradisíacos, una flora y fauna variada y una exquisita gastronomía. Se puede encontrar hospedajes relativamente baratos y confortables y también hoteles de lujo. Lamas se encuentra a 22 kms. de Tarapoto.

Por Diario La Primera | 04 ago 2008 |    
Mariposa Azul
(1) Comunidad nativa Mishki Yacu (Aviación) en Lamas (2) Embarcadero de Chazuta en el Huallaga bajo
Conociendo Tarapoto

Tarapoto es la puerta de enlace por vía terrestre con Yurimaguas y de allí por vía fluvial con Iquitos. Tiene parajes paradisíacos, una flora y fauna variada y una exquisita gastronomía. Se puede encontrar hospedajes relativamente baratos y confortables y también hoteles de lujo. Lamas se encuentra a 22 kms. de Tarapoto.
En Aawanshiyacu, las mariposas azules tienen nombre de mujer. Caminando hacia la catarata el guía nos dice que se llaman “Aalicia”. Y se pone a llamarlas. Con toda la incredulidad urbana que traemos a cuestas, respondemos con miradas de sospecha. Pero de pronto llega una, luego otra y muchas más que revolotean alrededor del guía. Frente al asombro, podemos creerle que las mariposas escuchan o se trata de un truco de domesticación. Y es que la belleza del entorno se mete por los ojos y la piel. Pero también los sonidos hacen que la experiencia amazónica sea extraña y mágica. Parte esencial de Ssan Mmartín es la presencia de los quechua lamistas, una etnia extraña en el tiempo y el espacio. Ees la única etnia amazónica que habla quechua. Y ello se deba al desarraigo, no a la migración voluntaria. Llos quechua lamistas son descendientes de los pocras y los chancas que hicieron resistencia a la expansión inca y terminaron en el traslado masivo desde las alturas de Aayacucho a las selvas tropicales de Ssan Mmartín. Sse instalaron en Llamas y formaron una suerte de cerco lingüístico. Aal mismo tiempo desarrollaron un proceso de adaptación a un medio inhóspito y extraño. Dde aquel desarraigo han pasado más de 500 años pero las manifestaciones de su cultura original son aún visibles y sólidas. Eel enclave físico de su etnia es el barrio el Huayco, en la parte baja de la ciudad de Llamas, con sus casas de barro ocre, por cuyas calles caminan bellas nativas ataviadas con cintas multicolores en el pelo y pañuelos alrededor de la cintura. Eescuché en la comunidad de Mmishki Yacu, una historia, una leyenda que explica el origen de su atuendo. Uun hombre escuchó una noche un canto de belleza indescriptible y quiso averiguar de dónde provenía. Hasta que pudo saberlo luego de varios días de vigilia: era un ave multicolor cuya belleza iba pareja con su canto. Eel hombre decidió quedarse en el lugar para disfrutar de su descubrimiento. Ssus hermanas fueron a buscarlo, pensando que había muerto. Y lo encontraron, desnudo, hambriento y enamorado. Llas mujeres vieron por única vez la maravilla alada. Y luego desapareció para siempre. Een memoria de este suceso, las doncellas llevan cintas de colores adornando su cabeza y los hombres pañuelos en la frente. Hay muchas comunidades cuya denominación original es quechua pero también llevaban un nombre cristiano. Ees el caso de la bellísima comunidad de Mmushuk Lllacta de Chipaota (o Ssanta Rosa), en las riberas del bajo Huallaga a pocos minutos al frente de Chazuta, en donde los 30 de agosto celebran una tradicional fiesta ayacuchana –el jalapato–, en homenaje a Ssanta Rosa de Llima. Cosas del sincretismo religioso y la necesidad de mantener la unidad de la memoria sobre sus orígenes.

Ronald Portocarrero

Referencia
Mariposa Azul

Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.