La Biblioteca Amazónica

La cultura es un bien inmaterial de un enorme valor, quizá mayor que los bienes materiales o monumentales ya que es el pensamiento, la creación intelectual lo que impulsa al desarrollo material de los pueblos.

Por Diario La Primera | 13 nov 2010 |    
La Biblioteca Amazónica

El Perú no tendría las enormes posibilidades para su desarrollo si no fueran por las manifestaciones de sus antiguas culturas, sin la preservación de la memoria. Pero esto que es una realidad comprobada, no parece importarles a los políticos ni a la burocracia, tan insensibles a la cultura como ultrasensibles cuando de sus intereses se trata. Goebels, el ministro de propaganda nazi, solía decir que “ cuando escucho la palabra cultura, desenfundo mi revólver”. Es que la cultura asusta, es subversiva en la medida que permite el ejercicio de la lucidez y la razón. La ignorancia es una forma subliminal del pensamiento fascista.

Algo de esto está ocurriendo en Iquitos con una obra que debería enorgullecer a las autoridades y a la población no sólo de esta parte del Perú sino a todos. Se trata de la Biblioteca Amazónica, que fundara el padre Joaquín García en 1992, sobre la que se cierne la amenaza de su desaparición por la insensibilidad del Gobierno Regional de Loreto que lidera, el posiblemente reelecto Iván Vásquez.

Mediante convenios con el Gobierno Regional, la Biblioteca Amazónica recibía el apoyo de la Dirección de Educación en la forma de contrato a dos personas que atiendan diariamente a los múltiples usuarios de la biblioteca. También, desde 1995, el GOREL otorgaba una subvención de 2,500 nuevos soles para cubrir los gastos de los servicios de agua, luz, teléfono, Internet y dos personas para limpieza. Este convenio era renovado automáticamente, pero desde este año, mediante cambios de partidas y otras maquinaciones administrativas, la biblioteca no ha recibido los aportes, a pesar de las promesas y se ha abierto una campaña para salvar la Biblioteca Amazónica.

La Biblioteca Amazónica era un sueño de Joaquín desde hace mucho tiempo. Crear un espacio donde exista toda la información bibliográfica, audiovisual de la Amazonía peruana. Allí se encuentran joyas bibliográficas como la colección de Martínez Compañón, Las Mejores Páginas de Hildebrando Fuentes (Fuentes, 1908), Guía de Iquitos (1936) o periódicos como El Eco (1928) y La Razón (1948); Revisar la colección de fotos antiguas de Don Cesáreo Mosquera (1901-1920) o de la familia Morey (1910). Testimonios fundamentales de la cultura amazónica, a más de las actividades que se realizan en la bella casona que comparte con la prefectura de Maynas, ubicada en el malecón al borde del río Amazonas.

La labor de padre Joaquín no sólo es la biblioteca. El Centro de Estudios Teológicos de la Amazonía (CETA) es la matriz de muchas otras actividades, entre ellas la biblioteca Amazónica. Desde esta crónica me sumo a la protesta por el maltrato que sufre la cultura por obra de las malas autoridades y de la burocracia abúlica y retardataria. Y un abrazo para Joaquín en su lucha y terquedad para salvar una joya de la Amazonía.

Ronald Portocarrero
Redacción

Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.