El Lago Azul

El color azul intenso del cielo es igual que el del lago. Pareciera que el cielo es el espejo del color del gran lago Titicaca o que se tocaran ambos en algún lugar escondido, donde los ojos de los mortales no los pueden ver.

Por Diario La Primera | 04 set 2010 |    
El Lago Azul

El lago identifica al departamento de Puno pero su existencia es en sí mismo un verdadero espectáculo de la naturaleza. No es de extrañar que los antiguos peruanos le otorgaran poderes divinos. El mito del nacimiento de la civilización inca, con Manco Cápac y su esposa naciendo de sus aguas le otorgó el carácter de semidioses, hijos del sol y el lago.

Pero antes de los incas, en sus alrededores nacieron y crecieron civilizaciones más antiguas como los Tiahuanaco. El lago azul se encuentra en la meseta del Collao, territorio que comparten Perú y Bolivia. Una parte del lago es peruano y el otro boliviano. Se calcula que el lago tiene una extensión de 8,300 kilómetros cuadrados de los que casi cinco mil pertenece a Perú.

¿Cuánto tiempo estuvo ahí? ¿Siempre fue así? En verdad, el lago actual es diferente del original. Su larga historia le ha cambiado su fisonomía. Se dice que hace 11 mil años antes sus aguas eran saladas y que apenas hace algo más de 3 mil años sus aguas se convirtieron en dulce. Milagro de los cielos, de las nieves y las lluvias.

Sus aguas se deslizan a través del río Desaguadero hasta desembocar en el lago Poopó, en territorio boliviano. Son dos lagos que se dan la mano, que conversan en las alturas.

Pero el lago no es sólo paisaje. En sus alrededores se forman penínsulas y golfos y también bellísimas islas, además de las que sostienen artificialmente a la etnia de los uros, de quienes se dice que son descendientes directos y puros de los primeros peruanos.

La ciudad principal es Puno, capital del departamento, que fue fundada en 1668 por el virrey Conde de Lemos, con el pomposo nombre de Villa Rica de San Carlos de Puno. También bordeando el lago hay ciudades coloniales muy bellas como Chucuito, Juli, Pomata o Lampa.

Pero lo más extraordinario son las islas de lago adentro: las islas artificiales flotantes de los Uros, la isla de Taquile o la Amantani. El desarrollo y la demanda del turismo han producido experiencias vivenciales en la que los visitantes comparten las rústicas cabañas, el trabajo, las tradiciones y la comida de los habitantes nativos.

El lago posee 22 especies de moluscos: 18 de caracoles y 4 de conchas. Los hidrobíidos, con 14 especies, tienen una densidad en el fondo de 8 000 a 10 000 individuos/m2. Así mismo contiene 29 especies de peces, de las cuales 24 son del género Orestias (endémico), 2 de Trichomycterus (suches) y 3 introducidas (una de Salmo gairdneri = trucha arcoiris, y el pejerrey = Basilichtys bonaris). La pesca de trucha llega a unas 1 000 TM/año.

Desde hace unos años se ha creado la Reserva Nacional del Titicaca con el fin de proteger y preservar los recursos naturales.

Siempre será una experiencia intensa mirar el lago azul, deslizarse por sus aguas, escuchar sus sonidos mientras el alma se extasía en su contemplación.

Ronald Portocarrero
Redacción
Referencia
El Lago Azul

Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.