Bajo los algarrobos

Los bosques de Huarango, en Piura son extensos y definen el paisaje del desierto. ¿Qué tienen en común los bosques de Piura con Madagascar?.

Por Diario La Primera | 28 nov 2009 |    
Bajo los algarrobos
El color de la piel, la mirada absorta de los esclavos que llegaron del otro lado del mundo a trabajar en los campos. El desarraigo no hace olvidar la memoria de los ancestros. No importa cuánto látigo haya caído sobre las espaldas mojadas. En medio de la tristeza siempre hay lugar para la música, para el sonido del Manguaré y para los ritmos que crecen bajo la piel. En el siglo XIX llegaron grupos de esclavos africanos a trabajar en las haciendas de Morropón y ahí se quedaron con su pena, sus dioses africanos y los nuevos aires de estas tierras soleadas bajo la sombra de los Huarangos. Los negros crearon, entonces, formas musicales tan antiguas como su memoria se los permitía. Surgieron así las “Cumananas”. Si usted, llega a una fiesta de familia en cualquier casa pueblerina, siempre encontrará a una niña de 6 años cantandole una Cumanana:

Aquí estoy porque he venido
He venido porque aquí estoy
Si me ponen mala cara
Por donde he venido me voy

Todos los hechos cotidiandos se transforman en canciones y danzas. En Morropón, el Tondero se baila “patacala” y entre los dos tiempos de la danza, aparece una cumanana. Los temas son diversos, desde cumananas que se refieren al trabajo en el campo, hasta cumananas dedicadas a la muerte. Tanto el ritmo asediante del tondero como el espíritu de la cultura negra están cargados de sensualidad y de erotismo. Otra de las características de las cumananas festivas es el humor, pero siempre sorprendente y nunca chabacano.

La mujer que quiere a siete
Y con el marido a ocho
No tiene perdón de Dios
Ni lástima de su biscocho.


La cumananas son formas de versificación popular a la manera de las décimas – un cuarteto octosílabo - , que pueden tener rima consonante o no. Se trata de contrapuntos entre dos individuos que deben improvisar sus versos muy ràpidamente para contestar al retador. Cuando vaya a Piura dése un salto a Morropón y busque a cualquier persona y escúchelo, Casi todos son cumananeros.

Ronald Portocarrero

Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.