Yur mai “Pata Pata”, ¿no?

Siguiendo con la onda de un conocido comercial de TV, esta columna se transforma en día de la amistad.

| 30 junio 2009 12:06 AM | Columnistas y Colaboradores | 481 Lecturas
481

“Pata” es quien te fonea a la muerte de un cura, sólo para visionar el mismo cachafaz sin hacer algo vital y fuera de lo común –me divierto más con mi gata Fuzzy explicándole la razón de la democracia hasta en lo zodiacal (ella cree en la dictadura del Leo)-. No le contestes el cel a ese pata; pierdes el tiempo y eres utilizado ‘amicalmente’ coz la merfi le abrió la reja y el pitbull sale en upgrade nostalgia-barrio desatado. En cambio, “Pata Pata” es quien está pendiente de ti todos los días, vía ciber o físicamente, haciendo la vida menos dark pesimista. Hace bien, como la vista de unas caderas power al ‘cohete’ invernal, en Jirón de la Unión, después de un jugo de naranja matinal. La amistad es un rigor de cada segundo significante, sing with me, yeah, yeah, yeah: “siempre amix, never enemix” (verse: uTero boy); no hay tiempo que perder. Pata es ese ser al que le pides dinero y se inclina, busca en sus bolsillos y se rasca el lunar de carne, filosofando sobre la ausencia de la tarjeta de crédito para el sencillo requerido. Pata pata es quien lo baja de un árbol, sabiendo que tú eres una inversión, un columnista estrella de la nueva escritura camaleónica, por ejemplo. Pata es Jorge del Castillo, quien en vivo y en directo enrostró al país la intención del Presidente la República pa intervenir LA PRIMERA mediante la Sunat; eso es pata, pero de palo, la de pirata. Pata pata es Alva Castro que en golpe de pecho, dijo prácticamente que Mercedes Cabanillas dio la orden en Bagua para el atak. Ésta aún no manya el ‘regalito’ de su compañerix y besa el aire. Pata es quien te presenta a su jermita, con los celos enfermizos de un policía extrim con los cachos a lo búfalo, bien caleta; pata pata es quien se escapa del telito, dejando a la amada en pocas ropas y te brinda la entrada. Un dulce “feliz día de la amistad, bro” remece ardorosamente tu lengua. Eso sí es de patas, oe, por eso mismo yo quiero, como Roberto Carlos, tener un millón, no de amigos, sino de patas patas.

Loading...



...

Luis Torres Montero

Malas palabras

www.malaspalabras.pe

Deje un comentario