¡Ya pa´qué!

Permítanme compartir una anécdota, lo que sucedió la semana pasada, exactamente el día sábado 16, recibí una grata visita en mi hogar, de dos de mis tíos más queridos, en compañía de un paisano de la hermosa provincia de Santa Cruz, departamento de Cajamarca, más conocido como el Moro, porque dicen que fue bautizado cuando tenía 12 años de edad, me refiero al señor Hugo Silva Herrera, ex PNP, cuando estaba en actividad a veces era solicitado en el Despacho Ministerial como un improvisado masajista, ahora un excelente abogado y a mis tíos queridos Urles Aguinaga Calderón, primo hermano de mi padre y al Sr. Octavio Renán Calderón Aguinaga, hermano de mi padre, también nacidos en la provincia de Santa Cruz, pero en el distrito de la Esperanza.

| 23 octubre 2011 12:10 AM | Columnistas y Colaboradores | 1.4k Lecturas
1468
-.-

Los tres están entrando a la tercera edad, casi junto con el suscrito que les va pisando los talones, a uno de ellos ya lo operaron de la próstata y los otros tres, me incluyo, sufrimos de la diabetes, de maneras que a estas alturas todos estamos tomando nuestras pastillitas eternas para conservar el azúcar en la sangre y para tratar de quedar bien con nuestras esposas.

Resulta que la esposa del tío Urles, estuvo algunos meses por Estados Unidos visitando a una de sus hijas, mientras el tío Urles se quedó en Lima de solterito. En el mes de setiembre viajó a su tierra a la fiesta que se celebra en honor al Señor del Costado patrón de la provincia de Santa Cruz, se dio la gran vida de soltero, en los días previos a la hermosa visita que recibí de parte de ellos ya la tía Maruja había regresado de viaje, y la gran pregunta que le hicieron era de cajón, que después de varios meses el encuentro con la esposa seguramente habría sido excelente y sexualmente feliz y saben cuál fue la respuesta del tío Urles: YA PA´QUE, y esta frasecita aunque parezca mentira, calza exactamente en la gran mayoría de transportistas que a estas alturas de la vida ya no quieren seguir apostando por la modernidad en el transporte urbano y simplemente responden, ya pa´ qué.

Como es de conocimiento el Transporte Urbano data desde el año 1962, después de pasar de autos colectivos a comités de microbuses, ya llevamos casi 50 años, si en esa época un transportista se iniciaba a los 21 años, a estas alturas la edad promedio de la gran mayoría que aún continúa prestando el servicio es de 70 a 80 años, como comprenderán cuando se les propone para que renueven su unidad y se les dice que una unidad nueva cuesta 150 mil dólares y la pueden pagar en siete años la respuesta es YA PA´QUE, no tengo la edad para hacer tremendo sacrificio.

En la mayoría de las empresas de transporte urbano que aún existen, los mismos propietarios de las unidades fueron los que con tanto esfuerzo supieron sacar adelante, en primer lugar a su familia, gracias a ese vehículo hicieron profesionales a sus hijos, recuerdo que algunos amigos lograron adquirir sus viviendas en algunos lugares de categoría como en Mayorazgo del distrito de La Molina, Pando en San Miguel, que eran vistos como bichos raros, porque ser transportista era de última clase, nuestros hijos hasta vergüenza tenían decir que eran hijos de microbusero, palabra despectiva en algún momento, también recuerdo que en el colegio los profesores nos decían que estudiemos para no quedarnos como cobradores o microbuseros. Los tiempos han cambiado ahora tenemos la denominación de empresarios transportistas y desde aquí mi reconocimiento a los antiguos y añejos transportistas que por algún motivo perdieron sus unidades o simplemente ya no quieren seguir, respondiendo YA PA´QUE.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: |


...

Deje un comentario

Espere...